Recomendaciones para la limpieza de bañeras y duchas

Juntamente con la cocina, el baño es el espacio de la casa que más se ensucia. Por ello, merece una especial atención y cuidado para evitar un aspecto de mala higiene y malos olores. 

Las piezas sanitarias, lavabo, grifería y suelos necesitan de una limpieza diaria y es importante incluir también en este grupo la bañera o ducha. Debemos mantener siempre desinfectada la zona de baño porqué suele ser donde más suciedad y sarro se acumula.

Para una correcta higiene, en el mercado existen limpiadores cremosos de muy buena calidad, que recomendamos usar dos veces a la semana. Se debe fregar sin rayar, ni dejar marcas, permitiendo así que la bañera luzca su brillo característico. Si aparecen manchas rebeldes, es mejor pasar una esponjita con lejía para quitarlas antes de limpiarlas con profundidad.

Para más información, puedes consultar el post ampliado en okdedecoracion.com