La hora del baño de los niños

La rutina del aseo personal es un hábito que se adquiere en la infancia. Es importante que el niño/a se acostumbre a la rutina del baño y lo haga sin quejarse. Para ello, te proponemos una serie de trucos.


El primer paso para que este momento sea relajante es acondicionar la temperatura del cuarto de baño. El agua también debe alcanzar la temperatura ideal; para que los niños ni se quemen ni pasen frío. La idónea es a 38ºC. Debe ser un momento lúdico, un rato sin prisas, con juguetes pensados para disfrutar en el agua. 

Además de emplear productos testados dermatológicamente, apuesta por champús y colonias con aromas cítricos. Gusta más a los pequeños y les relaja por la noche.

Fuente: El blog de Dora (www.micasarevista.com)