Los alumnos de ELISAVA imaginan la mampara del futuro para Duscholux

Imaginar la mampara del futuro, integrarla en una arquitectura cambiante, introducir novedades en un producto con aparentemente pocas posibilidades… todo es posible en manos de los futuros profesionales del diseño industrial. Para ello, ELISAVA, Escuela Superior de Diseño e Ingeniería de Barcelona, y Duscholux, empresa pionera en la fabricación de mamparas de baño, han lanzado la primera edición del workshop sobre “La mampara de nueva generación”, con el objetivo de encontrar un nuevo concepto de producto que integre en el baño tecnología, innovación y diseño.



Trabajando alrededor de dos conceptos, uno más enfocado a un nuevo modelo de mampara para el Presente y con posibilidades de incluirse en el catálogo 2014 de Duscholux, y otro imaginando como puede ser la mampara del Futuro, los participantes del Workshop han presentado 10 ideas muy interesantes sobre las que trabajar para crear nuevos productos.
Para los alumnos de ELISAVA, el Presente supone pensar en hogares con espacios pequeños que hay que aprovechar al máximo, productos multifuncionales, zonas de almacenaje y adaptabilidad, no solo a la estancia sino también a los gustos de los usuarios. Y en el diseño para esos gustos se basan, sobretodo, en el minimalismo y la transparencia, pero también en los juegos con colores y texturas.


En cambio, para el Futuro, los profesionales del mañana se preocupan por el ahorro de agua, un bien imprescindible pero cada vez más escaso. Por ello, las propuestas parten de la base que la mampara del futuro será un elemento clave que ayude al usuario a consumir el mínimo de agua posible durante la ducha. En este punto la inspiración en la naturaleza y la tecnología aplicada al baño se convierten en ejes básicos de estos proyectos. Además, se concibe para ese futuro una sociedad que vuelve en cierta manera al nomadismo, por ello destacan también las propuestas flexibles que permiten transportarse de un lugar a otro.