Consigue un baño ecológico, eficiente y sostenible

El mayor consumo de agua en un hogar se realiza en el baño: las duchas, inodoros, grifos… El gasto de agua de una familia media (4 miembros) en la ducha diaria está en unos 150 litros. ¡Es muchísimo! Tanto para bajar la factura como para proteger el Medio Ambiente, conviene adoptar medidas de ahorro sencillas, pero que se notan rápidamente. Y ese solo será el primer paso para dotarte de un cuarto de baño ecológico, eficiente y sostenible.


Para ahorrar agua

  • Cierra los grifos y reduce el flujo de agua. Acostúmbrate a cerrar el grifo mientras te lavas los dientes, por ejemplo. Si algún grifo gotea, repáralo. Otra forma de ahorro simple es instalar reductores de caudal o aireadores en los grifos. Éstos reducen el flujo de agua e introducen aire para que se ahorre hasta un 50%. En el mercado encontrarás gran cantidad de accesorios economizadores para tus grifos. También recomendamos los grifos termostáticos, que regulan la temperatura y caudal para ahorrar un 16% en consumo. 


  • No alargues la ducha. En algunos países, se comercializan cronómetros resistentes al agua que se cuelgan de la ducha para así tener más conciencia del tiempo. En una ducha de duración normal estás gastando unos 38 litros de agua. Ponle conciencia y no malgastes ni tiempo ni recursos naturales.
  •  Introduce un sistema de doble descarga en tu inodoro. Sustituye el mecanismo antiguo de la cisterna por un sistema de doble descarga, un trabajo de fontanería rápido, sencillo y limpio.
  • Reutiliza el agua. Siempre que puedas, hazlo. Puedes conseguir, por ejemplo, que el agua que sobre de la ducha se aproveche para el inodoro.



Otras recomendaciones

Además del ahorro de agua, otras acciones completarán tu baño ecológico:
  • En la obra de tu baño, utiliza materiales de procedencia cercana, para evitar derroche de CO2 durante el transporte. Esto es válido para cualquier obra o trabajo que tengas que hacer en casa.
  • Si utilizas madera, asegúrate que sea procedente de explotaciones reguladas.
  • Utiliza bombillas de bajo consumo. También en el resto de la casa.
  • Elige acabados naturales: barnices al agua o pinturas ecológicas.
  • Instala placas solares para calentar el agua de la ducha.
  • Compra papel higiénico 100% reciclado, avalado por la UE con la etiqueta EcoLabel.
Comprométete con el Medio Ambiente y pásate al baño ecológico. Lo agradecerá tu economía y, especialmente, el planeta.