El secreto para decorar tu baño con estilo: papel pintado

El papel pintado sigue siendo una de las técnicas de decoración más utilizadas actualmente y una tendencia a la que podemos sacar mucho partido. Con un poco de imaginación y abundante papel, puedes imprimir estilo, originalidad y belleza a cualquier rincón de tu casa, como el baño. Todo ello además, sin gastarte mucho dinero en costosos muebles o exclusivos elementos decorativos que, al final, se pasan de moda y ocupan espacio.

Cómo decorar tu cuarto de baño con papel pintado

1. Crea dimensión con decoración vegetal. Puedes utilizar los papeles que recrean árboles, largas ramas o bosques para darle una mayor dimensión a tu cuarto de baño, sobre todo si es de pequeño tamaño. Este estilo lo puedes combinar con muebles o elementos de madera.


2.  Baños vintage. Si quieres que tu baño brille, puedes optar por un estilo de papel con motivos estampados, que además de darle un toque de modernidad al espacio, también resaltarán los elementos de acero inoxidable o latón. Son muchos estampados posibles, lo mejor es utilizar un tono suave o neutro para resaltar los complementos.



3. Baños más amplios con un patrón de grandes dimensiones. En caso de que cuentes con un baño muy pequeño te recomendamos utilizar un tipo de papel pintado que ofrezca un patrón de tamaño mayor.

4. Juega con las texturas. Otra opción muy original es utilizar un papel que tenga algo de relieve, pero mantenga la elegancia y estilo. De esta manera, conseguirás un elemento decorativo más, y además podrás combinarlo con los distintos artículos del baño para crear texturas múltiples. Llena de glamur tu baño con esta magnífica idea.

5. Crea figuras geométricas. Puedes también innovar con un papel de figuras geométricas que te permita imprimirle al espacio una dimensión distinta y original, y que juegue con cada elemento del baño, sobre todo el espejo. Intenta que no sea excesivo, porque el baño debe ser un lugar agradable y no demasiado llamativo, por ello te recomendamos jugar con tonos blancos, grises o beige.


6. Equilibrio y contemplación. Si sueles utilizarlo como un lugar para la relajación y el descanso, con largos baños o un tocador donde cuidarte, te recomendamos crear un ambiente equilibrado con un toque sencillo y minimalista, que te ofrezca armonía y bienestar. Te recomendamos papel con un fondo de una cascada, un paisaje de mar en calma o simplemente, ilustraciones suaves y delicadas que te evoquen paz.

7. Estampados vibrantes. Los amantes de los colores fuertes y los espacios cargados de luz y vida pueden optar por un baño llamativo a base de estampados fuertes que los carguen de energía y optimismo. La clave para combinar bien estos baños es contrarrestar esos tonos deslumbrantes con muebles y elementos en tonos suaves y neutrales.

Escoge tu opción favorita para decorar tu baño con papel pintado, te fascinará el resultado.