El tocador, el mueble de las vanidades

Seguro que más de una vez has soñado con tener el vestidor de Carrie Bradshaw con toda la ropa organizada por colores, temporadas y los zapatos exquisitamente expuestos como si de una boutique se tratase. Pues bien, tener un vestidor es algo que requiere dinero, mucho espacio y por supuesto dedicación. Por ello, puedes permitirte el lujo de organizar algunos de tus más preciados tesoros en un estupendo tocador, ya que es mucho más fácil de integrar en los cuartos de baño, dormitorios...

Aquí podrás guardar tus joyas, tus perfumes y maquillajes y tener ese pequeño altar destinado a ti, a tu belleza y bienestar personal.

Pero, ¿dónde colocamos el tocador?

Los tocadores son un mundo, los hay de distintos tamaños, formas o estilos, pero todos ellos tienen en común que son un rincón magnífico para que tanto hombres como mujeres puedan darse ese pequeño lujo de cuidarse y dedicarse a sí mismos. Por ello, te damos algunas pistas sobre el lugar idóneo donde instalar tu tocador:

1. Dormitorio. Comenzamos por el cuarto, un lugar muy habitual para colocar el tocador, aunque dependiendo del espacio del que dispongas, podrás colocarlo en un pequeño rincón o en un gran espacio destinado a tu cuidado. Si este es reducido, podrías utilizarlo como sustituto de la mesita de noche, que a fin de cuentas te ofrecerá un servicio muy similar aunque sin la parte destinada a la belleza.

Foto via elmueble.com


2. Baños. Muchos prefieren colocarlo en el baño por comodidad, al poder usarlo tras una ducha o el cepillado de dientes, por higiene y también por espacio. Si tienes un baño de tamaño reducido y no puedes incluir grandes muebles, lo ideal es que elijas alguno que sea recogido pero amplio en su interior para poder almacenar todos tus productos. No olvides incluir un taburete o sillita, de lo contrario no sería un auténtico tocador.

Foto via Inaki Caperochipi Photography


3. Vestidor. Si, existen afortunados que tienen un vestidor en casa y en algunos casos, hasta espacioso. Para ellos, la solución es sencilla, pueden encajar en este magnífico espacio un tocador, es un lugar más que idóneo ya que aquí escoges diariamente tu ropa, donde te arreglas para salir y, de paso, donde te maquillas y escoges tus complementos y joyas.
 

4. En otros rincones de tu hogar. Aunque los baños, el dormitorio o el vestidor son los lugares más idóneos para colocar el tocador porque son los específicos para prepararnos y asearnos cada día, si tienes un problema de falta de espacio son muchos los rincones donde puedes colocar tu pequeño tocador con espejo integrado. Por ejemplo, aprovechando el espacio de un pasillo o debajo de una ventana y así lograr que haga labores de mesa auxiliar.

Foto via facilisimo.com


Cuida tu salud y belleza con un tocador; el lugar donde colocarlo es lo de menos.