Ideas para integrar baños al dormitorio

Una de las distribuciones más cómodas de nuestro hogar y que nos ofrece confort y descanso pasa por incluir baños en los dormitorios. Esto era algo solo habitual en los hoteles, hace un tiempo, pero cada vez se ha exportado más a los hogares, ya que supone un salto cualitativo en nuestras vidas. Aunque todavía existe el falso mito de que incluir cuartos de baño en el dormitorio supone un gran despliegue económico y técnico y periodo de obras e incomodidad en el hogar. Esto no es así, ya que, de forma sencilla y sin molestas obras, podrás disfrutar de una habitación con todas las comodidades de tu baño incorporado.


Ideas para integrar el baño en el dormitorio

1. Armario separador. Para diferenciar el dormitorio de tu baño, podrás utilizar elementos del mobiliario, como un armario divisorio realizado en obra y con puertas de madera, que te permitirá separar el inodoro y la ducha de la parte del dormitorio.

2. Baño en el pasillo. Si disfrutas de un dormitorio amplio, puedes optar por incluir un tramo donde coloques el vestidor en una parte y, enfrente, el baño. De esta manera, se creará un pasillo que servirá de separación entre el dormitorio y estos espacios auxiliares.

3. Baño tras un muro. También puedes optar por un estilo moderno y vanguardista, basado en separar el dormitorio del baño por un muro sin cerramiento, de manera que habrás creado dos estancias diferenciadas, pero con mucho estilo y amplitud. Tras el muro, podrás situar tus lavabos y, enfrente, el inodoro, para que no se vea desde el dormitorio.

4. Cristalera. Otra opción para dar sensación de amplitud es crear un espacio diferenciado separándose únicamente por una cristalera opaca que permita la intimidad y privacidad en el baño, pero dé la impresión de estar integrada en el dormitorio.

5. Escalón. También quedará muy coqueto integrar el baño en el dormitorio, pero marcando las diferencias de cada espacio con un escalón de madera. El inodoro y la bañera pueden situarse en alguno de los recovecos que haga la pared o puedes incluir una cabina que permita cerrar la puerta para mayor intimidad.

6. Puerta corredera. En tal opción podrás disfrutar de un baño incorporado por completo a tu dormitorio y, para diferenciar ambientes y crear intimidad y privacidad, solo es necesario deslizar la puerta corredera que se encarga de delimitar y diferenciar ambas estancias.

7. Mamparas de baño como separación. Esta idea resulta muy original e interesante. Se trata de colocar la mampara de la ducha de forma que sirva de separación entre el dormitorio y baño.

En definitiva, estrena tu baño integrado en el dormitorio sin necesidad de realizar pesadas obras que te suponen un coste económico y de tiempo y esfuerzo mucho mayor.