Decoración de baños con espejos

Hay una serie de elementos de decoración de cuartos de baño que resultan claves para marcar la diferencia entre baños corrientes y baños con estilo. Las mamparas de baño son una parte muy importante del aspecto de un buen baño. Otro complemento fundamental es, sin duda, el espejo.



El espejo puede resultar la pieza unificadora de la decoración en los cuartos de baño. Desde luego, también puede limitarse a una simple herramienta para nuestra higiene personal pero, bien escogido, puede servirte para dar sensación de amplitud, multiplicar la luz y, además, convertirse en la pieza central de la decoración.

Tipos de espejos para baños

Prácticamente cualquier espejo es válido para convertirse en la estrella de la decoración de baños. No importa si son redondos, cuadrados, grandes o pequeños, siempre que tengas en cuenta que su tamaño y forma debe estar equilibrado con el tamaño y forma del cuarto.
Tampoco debes limitarte a tener uno solamente, los baños modernos con varios lavabos nos dan la opción de lucir varios espejos como elementos funcionales. Gracias a que su colocación habitual es sobre el lavabo, se pueden adaptar a su tamaño o al de la balda o mueble en el que se encastra.
Hay personas que son auténticos amantes de los espejos, sobre todo de los de gran tamaño, por lo que la opción de incluir un espejo de cuerpo entero en la decoración de tu cuarto de baño, si tienes espacio, es una posibilidad a tener en cuenta.

Espejos funcionales

Para las personas que ante todo son prácticas, hay muchos espejos que complementan algún tipo de mueble, estante o accesorio, por lo que cumplen más de una función. Los espejos que sirven como puerta a un armarito son un clásico que ha evolucionado con las modas, así como los espejos que disponen de iluminación incorporada.

Espejos con estilo

Los espejos te permiten dar un toque personal a los cuartos de baño, gracias a los marcos y molduras. La posibilidad de enmarcar un espejo es infinita, así como la de enmarcar un cuadro y, en muchos casos, se recurre a marcos antiguos para dar a la pieza un aspecto único y con personalidad.
También se pueden encontrar, en mercadillos y anticuarios, algunas piezas excepcionales, por su belleza y su historia, que llevan el espejo incorporado y que se pueden adaptar para su uso funcional, como son los muebles con antiguas jofainas que solían estar en las habitaciones en los siglos XVIII y XIX. Aportarán un toque de exclusividad a cualquier cuarto de baño.

Otra opción que está muy de moda para decorar cuartos de baño de gran tamaño es incluir un tocador, que puede ser moderno o antiguo, pero que también dispone de espejo propio y una iluminación especial. Es una pieza excepcional que crea espacio único.