Reduce la factura del agua optimizando tu baño

Al año gastamos 10.000 litros de agua solo en un cuarto de baño, eso significa un coste y muchas veces un desperdicio. Hoy en día, gracias a la concienciación ecológica, cada vez somos más conscientes de la necesidad de ahorrar agua.

 


Los pequeños gestos como cerrar el grifo cuando nos lavamos los dientes o apagar la ducha cuando nos enjabonamos, contribuyen al ahorro. Pero la tecnología también ha llegado a esta parte de nuestro día a día.

El ahorro de agua en el inodoro 

 

Cada vez que tiramos de la cadena usamos entre 6 y 16 litros de agua, lo que supone en diversas ocasiones un derroche, ya que no es necesario el uso de tanta agua.

El avance de las nuevas tecnologías ha posibilitado desarrollar nuevos tipos de cisternas que permiten reducir anualmente en 4.000 litros de agua el gasto por persona.

Sistema de doble descarga 

 

También denominado sistema de doble botón, consta de dos pulsadores diferentes. Presionando uno sólo realizamos una descarga de 3 litros, en cambio si accionamos los dos liberamos 6 litros.

Aunque usemos la carga total de la cisterna ya estamos ahorrando agua. Esto se debe a que el mecanismo interno genera un aumento de la presión, facilitando así la limpieza del WC.

Método de descarga interrumpible 

 

Un único mando que activa la caída del agua y cuando se vuelve a presionar la interrumpe, por lo que se consume únicamente lo que marca el usuario.

Limitador de descarga 

 

Es un dispositivo que se acopla a la válvula del inodoro. Una vez que se acciona descarga 2 litros, que es la media necesaria para limpiar el sanitario en la mayoría de las ocasiones.

En las ocasiones que se requiera más descarga, manteniendo pulsado el interruptor vaciaremos la cisterna completamente.

Existen otras maneras de ahorrar agua en el baño 

 


La cisterna sin duda es el mecanismo que más agua consume del baño, pero existen otras opciones que también nos permitirán mejorar en el ahorro.

Tratamiento de aguas grises

 

Ciertos modelos de inodoro aprovechan las aguas procedentes del lavabo. Estas aguas pasan por un sistema de filtrado para limpiar las impurezas y se acumulan en la cisterna para reutilizarlas con el WC.

Aireadores y perlizadores 

 

Existen desde hace bastantes años, son una forma de ahorrar agua que consiste en introducir aire en el chorro para los aireadores. Y en el caso de los perlizadores delimitar el flujo de agua.

Los grifos electrónicos 

 

Son la última novedad, pese a que su precio todavía es relativamente caro comienzan a instalarse gracias a sus ventajas. Su pantalla LCD permite seleccionar tanto el flujo como la temperatura a la que va a salir el agua.

Ahorrar agua es cosa de todos 

 

Como ves existen métodos muy sencillos para ahorrar agua en el uso del baño, no dudes en usarlos.