24 años: la vida útil de las mamparas de baño

  • Un buen mantenimiento puede alargar la durabilidad hasta los 35.000 ciclos de apertura y cierre. 

  • Las mamparas correderas son las más demandadas en el mercado español. 




Un buen mantenimiento de la mampara de baño puede aumentar su vida hasta los 35.000 ciclos de apertura y cierre, siempre que se tengan en cuenta una serie de pautas de compra y de conservación.

Desde Duscholux queremos recordar los factores clave para incrementar la durabilidad de uno de los elementos del baño más demandados del mercado.

Rodamientos

La población española cada vez más opta por la instalación de duchas en vez de bañeras, y esto ha cambiado la demanda de los modelos de mamparas. En los últimos años, las más solicitadas son las correderas, las mejores aliadas de las duchas. Para su correcto funcionamiento, es muy importante tener en cuenta los rodamientos, las pequeñas ruedas que se colocan en la parte superior y que tienen por objetivo guiar la mampara por un carril. Una mampara con un doble rodamiento aumentará los ciclos de apertura y cierre.


Tratamiento antical

Es muy importante aplicar una buena protección para el vidrio si se quiere aumentar la vida útil de la mampara. Estos tratamientos son el mejor repelente del agua, y además reducen hasta en un 80% la suciedad y la cal acumulada.


Materiales

La calidad de los materiales afecta directamente a su vida útil. Los perfiles pueden ser fabricados en PVC o en aluminio. Aunque los dos materiales tienen ventajas, el aluminio es mejor aliado en el caso de la mampara, ya que es más resistente con el contacto del agua. Otro de los elementos clave que permiten una mayor durabilidad de la mampara son los cristales, las que se han fabricado en vidrio son más resistentes además de aportar más seguridad que los acrílicos o de plástico.




Ventilación

La formación de moho en el baño es consecuencia directa de la acumulación de agua y de una mala ventilación. El moho puede dañar los materiales, especialmente los perfiles de la mampara, que es donde más puede formarse. Por ello, tras el uso de la ducha o la bañera se debe secar con un paño seco y después ventilar el baño para evitar su formación.


Limpieza

El mantenimiento de la mampara es muy importante si se quiere alargar su vida. Aunque los materiales sean de calidad, se deben seguir las pautas de limpieza adecuadas para cada elemento. En líneas generales, el uso de productos corrosivos daña y envejece prematuramente la mampara, especialmente los perfiles y placas.

Tener en cuenta todos estos ítems tanto a la hora de comprar la mampara de baño como en el mantenimiento, es imprescindible si se quiere alargar su vida útil y alcanzar aproximadamente los 24 años de vida, un dato calculado en base a un uso diario de cuatro personas.