Los increíbles beneficios para la salud de cantar bajo la ducha

Si eres de los que aprovecha la intimidad que ofrecen las mamparas de ducha para cantar, seguro que te interesará conocer que esta actividad mejora tu salud. Todos llevamos un artista dentro y es fácil dejarlo salir cuando nos damos una ducha. Así que, si quieres saber cómo de beneficiosa es esta práctica, no dejes de leer.

 

 

Reduce el estrés

Pocas cosas son mejores que una ducha tras el trabajo. Seguro que muchas veces te has dejado llevar por el influjo del agua y el amparo del cuarto de baño para cantar alguna letra. Debes saber que este simple acto reduce el estrés, ya que el cuerpo produce endorfinas y exitocinas que contribuyen a mantenernos relajados. Además, soltando toda tu frustración a través del canto recuperarás energía y vitalidad.

Fortalece tus defensas

Según algunos estudios, el acto de cantar contribuye a que algunos componentes del sistema inmunológico aumenten. Tal es el caso de la inmunoglobina A y la hidrocortisona. La primera ayuda a mantener a raya virus y bacterias y la segunda combate el estrés. No seas tímido y en la próxima ducha lánzate a cantar, tu cuerpo te lo agradecerá.

Creerás tener mejor voz

No es que el agua sea mágica ni nada parecido, pero ciertos elementos de los baños pueden mejorar el sonido de tu voz. La acústica que proporcionan los azulejos es impecable. Hacen que las hondas del sonido reboten e impiden que se dispersen. De esta manera, la voz adquiere un tono más profundo al actuar todo el cuarto de baño como una caja de resonancia.

Mejora la concentración

Al recordar tus canciones favoritas estarás ejercitando la memoria y la concentración. Además, gracias a la intimidad del cuarto de baño y que también ofrecen las mamparas de ducha te desentenderás de todo lo demás. Sin molestias, y nadie que puede lanzar alguna que otra crítica por una desentonación, podrás dedicarte con todo tu ser a imitar a tu artista preferido.

Tonifica los músculos

Al cantar ejercitas algunos músculos. Los abdominales y el diafragma entran en escena cuando realizamos esta actividad. Así que cantar bajo una tonificante ducha contribuirá a mantener esos músculos, y puede resultar en un gran complemento a todo programa de ejercicio. Además, el corazón te lo agradecerá, ya que cantar en la ducha tiene un efecto similar al de algunos ejercicios de respiración para relajarse.

Conclusión

Como has podido ver, cantar cuando te duchas no es ninguna tontería. Bajo la intimidad de la mampara de ducha reforzarás el funcionamiento del sistema inmunológico, contribuirás a que tu corazón mejore su funcionamiento y te relajarás, algo necesario en este complicado mundo. Así que no olvides en tu próxima ducha lanzarte a cantar los éxitos del momento.