5 consejos para ahorrar agua en la ducha

  • Los españoles gastan una media de 140 litros de agua al día, y España se sitúa en 5ª posición del ranking de países con mayor consumo.

  • Darse un baño en la una bañera puede llegar a consumir entre 200-350 litros de agua, mientras que una ducha de 10 minutos reduce el gasto en 100-150 litros.

     



Con el verano y el aumento de las temperaturas, darse una ducha o un baño es una de las opciones preferidas para refrescarse en el hogar y así hacer más llevadera la estación más calurosa. La bañera y la ducha lideran el ranking de consumo de agua dentro de casa, como destaca la Fundación Aquae.

Los últimos datos presentados en el informe Europe’s water in figures realizado por EurEau, indican que los españoles consumieron en 2016 una media de 140 litros de agua diarios, una cifra que sitúa a España en quinta posición en el ranking de los países europeos con más consumo de agua. Por ello, en Duscholux damos unos consejos para ahorrar agua en la ducha.

  1. Evitar darse un baño y optar por una ducha. Es el paso más importante para el ahorro de agua. Darse un baño puede llegar a consumir entre 200 y 350 litros, una cifra muy por encima del consumo medio de un español. Optar por una ducha, en vez de un baño, puede suponer un ahorro de 100 y 150 litros de agua.
  2. Cerrar el agua para enjabonarse. Este gesto permite un ahorro de aproximadamente 30 litros de agua. Cerrar el grifo al enjabonarse el pelo o el cuerpo contribuye al ahorro del consumo de agua y también de electricidad.
  3. Reducir el tiempo en la ducha. El tiempo aproximado dedicado a la ducha es de 10 minutos. Según la OMS, ducharse debería reducirse a tan sólo 5 minutos para conseguir un gasto sostenible de agua sin superar los 95 litros.
  4. Instalar un rociador en la alcachofa de la ducha. Permite reducir el consumo de agua, ya que hace una distribución uniforme y permite reducir su consumo. Hay muchas opciones: desde las más simples que solo ofrecen un modo de salida de agua hasta las que ofrecen varias modalidades.
  5. Organizar la agenda diaria. Según datos de la OMS, el 10% de los españoles se ducha dos o más veces al día, por lo que el consumo de agua se duplica o triplica. Este dato se podría reducir con una buena planificación diaria sobre la actividad a realizar y así se evitarían duchas innecesarias y, sobre todo, reduciría el gasto de agua.