Cómo sacar partido a un baño pequeño

Sacar el máximo partido a un baño pequeño es indispensable por la función que ocupa: un espacio donde cuidarte y relajarte. Además hoy día, el tamaño reducido de las viviendas requieren diseños de cuartos de baños pequeños. Para conseguir espacio donde apenas lo hay no tienes que derribar tabiques, simplemente basta con seguir algunos consejos. ¿Quieres descubrirlos? 

 


El juego de colores


Mediante un juego de colores y perspectivas el pintor genera profundidad en sus cuadros. De una manera similar, si usas bien los colores, podrás crear unos espacios mayores, aunque lo que cambie sea solo tu percepción.

Los materiales deben poseer colores claros y superficies reflectantes. No se trata de un capricho, es la búsqueda de dar una sensación espaciosa. La luz da una imagen de amplitud a la que se suman los colores claros. Blancos, grises o cremas son los indicados.

La utilidad del espejo


Los espejos harán que tu baño parezca inmenso. Además, si los colocas en sitios estratégicos o del tamaño adecuado estarás acertando. Incluso puedes contar con uno que ocupe toda una pared. ¿El resultado? Creerás que estás en un mundo de enormes dimensiones.

Por si fuera poco, los espejos pueden poseer luz incorporada. De manera simple prescindirás de apliques u otros elementos de iluminación para liberar más si cabe la estancia.

Mobiliario: solo lo indispensable

 


Los muebles suelen ocupar la mayor parte del baño. Para escatimar espacio con ellos dispones de varias soluciones. Por un lado, si son del mismo material que el resto del baño, visualmente ocuparán menos. Por otro lado, existen soluciones específicas para los espacios reducidos. Los muebles slim son más estrechos de lo normal y caben en cualquier parte.


Optar por una mampara de ducha en vez de una bañera dará amplitud a tu cuarto de baño. Elige un diseño con cristales transparentes y perfilería sutil. Además de comodidad ganarás en sensación de amplitud.

Accesorios justos y bien ordenados


Cuando todo está en su sitio, nada estorba. Utilizar la capacidad de almacenaje disponible no implica llenar al máximo. La idea es tener lo justo en el baño y colocado en su sitio. Además, si cuentas con elementos de soporte en altura el espacio se agrandará.

Un baño pequeño a lo grande


Como has podido ver, existen múltiples opciones para lograr más espacio donde, aparentemente, no lo había. Contar con muebles pequeños, un orden impecable o unos colores determinados harán que tu baño parezca inmenso. Recuerda colocar espejos y estos contribuirán a alcanzar este objetivo, aunque solo sea de manera visual.