Pintura de azulejos, una opción sencilla para dar un aire nuevo a tu baño

Hoy hablamos de la pintura de azulejos, de su fácil aplicación sobre las superficies cerámicas y de la comodidad que aportan a la hora de dar un lavado de cara a nuestro cuarto de baño.

 


Muchas veces pensamos en cómo podemos renovar estancias de nuestra vivienda sin realizar grandes inversiones o meternos en obras que lo pongan todo patas arriba. En el caso del baño, es muy habitual la presencia de alicatados antiguos si el piso no es de nueva construcción. Como propietario, puede que te hayas planteado hacer algún cambio al respecto, pero tirar todo el azulejo anterior para colocar uno nuevo con un diseño más moderno es un proceso tedioso y poco económico.

Pintura de azulejos para renovar tu baño


Puede que no hayas reparado en que aplicar una capa de pintura específica puede resolver tus problemas en poco tiempo y con un presupuesto realmente reducido. De esta forma, darás a la estancia un aire renovado y aspecto realmente agradable.

Las pinturas que se aplican sobre baldosa de gres y similares pueden ser de varios tipos, en función de los componentes que aporten o de la naturaleza de la base de su esmalte.



En función de su esmalte


Las que tienen base de aceite, conocidas también como esmaltes sintéticos, suelen conferir a la superficie un acabado más brillante. Se diluyen en aguarrás o disolvente y suelen ser muy resistentes. Ideales para aplicar en cocinas y baños, también pueden servir para puertas o muebles de madera.

Los esmaltes con base de agua se conocen como acrílicos y son fácilmente lavables, aunque ofrecen menos resistencia ante golpes y rascaduras y, por tanto, son menos recomendables para su aplicación en aseos.

En función de sus componentes


Las pinturas específicas de azulejo pueden presentarse con dos componentes: catalizador y esmalte. Son muy resistentes y dejan la superficie con una textura satinada muy agradable.

Las de un solo componente son más fáciles de aplicar, pero no ofrecen las mismas garantías en cuanto a durabilidad que las anteriores.

¿Qué pasos tengo que seguir para pintar los azulejos de mi baño?


Lo primero es limpiar la superficie donde vas a aplicar la pintura. Debe estar seca y desengrasada para agarrarla mejor. Puedes hacerlo con agua y jabón en los azulejos, y utilizar acetona y un cepillo fino para las juntas, para evitar las impurezas que tengan acumuladas.

Lo siguiente será aplicar las capas necesarias utilizando rodillo sintético a ser posible, utilizando pincel o brocha fina para los detalles. Por último, puedes aplicar un protector superadas las 48h y, una vez seco, ya puedes usar el cuarto de baño con normalidad.

Para conseguir el efecto completo de remodelación del baño, además de la pintura de azulejos puedes renovar tu mampara de ducha, añadir pavimentos vinílicos o cambiar también la grifería o algún sanitario.