Siéntete en un spa: los beneficios de colgar eucalipto en la ducha

 

Las hojas del eucalipto cuentan con una larga lista de beneficios que puedes disfrutar en tu baño. Pocas cosas son más relajantes que una ducha después de un largo día, pero puedes convertirla en un verdadero spa si cuentas con unas hojas de eucalipto en el cuarto de baño. ¿Qué beneficios nos aportan? 

 

1º. Ambienta y descongestiona


El aroma del eucalipto es penetrante y limpio. Colgando unas hojas en la ducha consegumos disfrutar de ese el aroma espectacular y transportarlo al cuarto de baño. Además, tiene propiedades descongestionantes que nos va a ayudar a respirar mejor, ya que es capaz de relajar la tráquea y dilatar los bronquios. Es el remedio perfecto para mejorar los síntomas de la sinusitis.

2º. Potencia la relajación


Pocas sensaciones son más relajantes y placenteras que estar bajo el chorro de la ducha. Con unas hojas de eucalipto estarás potenciando la sensación de bienestar, ya que su aroma es relajante, reduce el estrés e, incluso, la angustia. Asimismo, es un remedio natural para combatir la presión arterial alta. Todo gracias a su característico aroma.

3º. Es un analgésico natural

 

 


La composición del aceite que segregan las hojas de eucalipto permite calmar el dolor y relajar los músculos. Ducharse con ellas tras una larga sesión de ejercicio ayudará a la recuperación. Así, las duchas adquieren una nueva dimensión que antes no tenían.

¿Cómo utilizar el eucalipto?


Solo se necesita una rama de eucalipto y atarla con fuerza a la alcachofa de la ducha. Procura fijarla lo mejor posible para que no se caiga y que el agua corra por las hojas, si no, no podrás aprovechar todos los beneficios anteriormente citados. De esta manera, estarás utilizando un remedio natural para luchar contra diferentes problemas, como son los respiratorios.



Además, por suerte, el eucalipto es un árbol ampliamente extendido, que crece muy rápido y encuentra múltiples aplicaciones en la industria maderera. En lugares como el norte de España abunda tras numerosas reforestaciones, por lo que no debería ser tarea compleja hacerse con unas cuantas ramas. Así se aprovechan todas sus propiedades durante la ducha y podemos gozar de un vapor con un aroma de lo más penetrante y limpio.

Relajación y salud bajo la ducha


Si buscas una ducha distinta y realmente relajante, acompañar el agua caliente con una rama de eucalipto es la clave. Estarás potenciando la relajación de la ducha y aprovechando las cualidades saludables de este árbol. Te ayudará a respirar mejor, recuperarte de una jornada de ejercicio y ambientar de manera única el cuarto de baño.