¿Por qué debes secar bien los dedos de los pies tras la ducha?



Un baño tras una dura jornada de trabajo te ayuda a relajarte y dejar atrás todo el peso del día. Esta es una de las experiencias más relajantes del día a día, junto a una sencilla ducha mañanera. Sin embargo, hay un pequeño detalle que seguramente dejes pasar. Y es que muchas personas no se secan los dedos de los pies como deberían, algo que es un grave error.

Una cuestión de higiene


Salir de la ducha y mantener la humedad en ciertas regiones del cuerpo no es la mejor de las ideas. Entre los dedos de los pies, los hongos encuentran un buen hogar, ya que la humedad persiste durante más tiempo. Debemos prestar atención a esta zona, secarla bien y procurar que no quede ningún rastro de humedad.

Es común asociar los hongos a espacios públicos, como son las piscinas, pero en casa también podemos acabar con estos no muy deseables amigos. Sus esporas pueden estar en todas partes y, allí donde encuentren un mínimo de humedad, proliferarán.

Un pie tarda en secarse al aire unos 30 minutos, tiempo más que suficiente como para que las esporas de los hongos encuentren un nuevo hogar. Una de las dolencias más comunes por no secar bien los dedos es el pie de atleta. Los hongos dermatófilos y algunas levaduras lo provocan y, además, es contagioso, motivo más que suficiente como para mantener la higiene.

¿Cómo evitar los hongos tras una ducha?


Lo más sencillo es que dediquemos unos minutos a secar los dedos de los pies. La manera más eficaz es utilizar un pañuelo desechable, ya que las toallas no llegan a todas partes y pueden transmitir los hongos al resto de la familia. Secar a fondo entre cada dedo y en la zona de las uñas eliminará cualquier resto de agua, por lo que las esporas no llegarán a crecer.




Sin embargo, a la hora de saber si los hongos nos están afectando podemos prestar atención a algunos indicadores. El dolor será lo primero que nos alerte, debemos buscar entre los pliegues del cuarto y el quinto dedo una zona blanquecina y humedecida con una fisura en el centro, síntoma de la infección por hongos. En el caso de las uñas no habrá que buscar mucho, ya que estas poseerán un desagradable tono amarillento y estarán levantadas.

Mucha atención tras una ducha


El baño es un lugar donde vivir experiencias placenteras. Sin embargo, un mal secado de los pies puede condicir a padecer ciertas enfermedades causadas por hongos. Al igual que limpias a fondo la mampara de ducha, no te olvides de tus pies.

No hay comentarios:

Publicar un comentario