Color, todo un mundo de posibilidades en el baño

El baño es una estancia de la casa muy importante. El color en los baños, en sus paredes y accesorios, puede influir en nuestro humor e incluso en nuestras funciones metabólicas. Por eso merece la pena lograr un ambiente que nos relaje y que dé sensación de frescura, limpieza y orden.



Según nuestro carácter y nuestro gusto, podemos hacer de nuestro baño un lugar rústico, lujoso, minimalista... Sí, básicamente gracias al color que elijamos.

Grandes ideas de color para el baño

 

El elegante gris


Los tonos grises y neutros están muy de moda. El gris antracita destila lujo y resulta muy relajante. Con las paredes oscuras, resaltan las piezas blancas y muy modernas.

Un clásico en blanco y negro


Un baño en blanco y negro es un acierto indudable. Da un aire algo retro muy atractivo. Debe predominar el blanco, que resulta ideal en madera. El negro es muy apropiado para los detalles y para el suelo, en pavimentos estampados o con motivos geométricos.



Verde ecológico y vital


Unas paredes predominantemente verdes sugieren naturaleza, ecología, frescura. Además, el verde es muy relajante y combina muy bien con piezas de madera y de inspiración vintage, y también con piezas minimalistas y modernas.

Piedra y tierra


Los tonos de la piedra y el color tierra, en sus múltiples matices, funcionan de manera excelente porque son elegantes y toleran muy bien el atrevimiento en los accesorios. Toques de colores vivos y hasta inesperados les sientan bien: verdes, naranjas, amarillos...

Azul como el mar


Si queremos dar un toque marinero al baño, el azul es nuestro color. El azul intenso es acogedor y fresco. Lo mejor es combinarlo con el blanco, para que el cuarto no quede apagado y para continuar con ese ambiente costero.




Azul como el cielo


Cuando el cuarto de baño es pequeño, pero queremos darle un toque original, podemos decantarnos por el azul claro. Este tono transmite tranquilidad e intimidad. Resulta muy adecuado combinarlo con el blanco y la madera.

Blanco inmaculado


El color más puro es ideal para los cuartos de baño pequeños o con poca luz natural. La apuesta del blanco para paredes y azulejos, amén de las puertas y ventana, si la hay, es apropiada también para los que gustan del minimalismo. Combina muy bien con un suelo de madera y con accesorios de metal y textil de colores neutros.

El color en los baños nos ofrece un amplio abanico de posibilidades, con resultados sencillamente espectaculares. Cada tono creará un ambiente distinto, que fomentaremos con la adecuada elección de los elementos accesorios: muebles y piezas sanitarias, toallas y alfombrilla, etc.

Los detalles son los que realzarán nuestra opción. Así, una grifería tremendamente vanguardista o, por el contrario, de aire retro o una mampara de buena calidad lo redondearán y conseguirán la sensación buscada.