La ducha perfecta para una piel sana

 En temas de duchas y baños, las preferencias son muy distintas y están muy repartidas. Cada uno tiene su manera de hacer las cosas, pero ¿estás cuidando tu piel mientras te duchas? Compruébalo.

 

Requisitos para la ducha ideal


Nuestra piel es muy sensible y, en ocasiones, la sometemos a demasiadas pruebas: polución, suciedad, maquillaje, productos agresivos oo rayos del sol. El momento de la ducha es perfecto para cuidarla y darle todos los mimos que no le damos durante el resto del día.

Para empezar: respetemos su capa protectora (que es la nuestra). Aunque la ducha nos parezca el mejor momento del día, lo cierto es que no debemos abusar de ella, ya que elimina las barreras naturales de la piel y nos deja más expuestos a las infecciones. La consecuencia más clara de esto será que tendremos la piel seca.

De hecho, los dermatólogos desaconsejan la ducha diaria; y, en cambio, proponen tres duchas semanales y, mientras, lavar solo las áreas que más lo necesitan, como las axilas, las inglés y los pies. Esto siempre dependerá de nuestras actividades diarias, nuestro tipo de piel y nuestro trabajo.

Si, por nuestros hábitos o necesidades, precisamos ducharnos dos veces al día, deberemos optar por jabones hipoalergénicos y neutros, no usarlos en una de las duchas o limitarlos a las partes del cuerpo más problemáticas. Un jabón demasiado agresivo nos dañará, sobre todo, si lo usamos en varias ocasiones. Elegiremos geles y jabones con un pH de entre 5,5 y 6, para que sea respetuoso con la piel.



El agua de nuestra ducha debe estar templada. El agua demasiado caliente nos resecará la piel. Si nos duchamos por la mañana, mejor con agua fresca. Si nos duchamos por la noche bastará con que coincida con nuestra temperatura corporal para ayudarnos a relajarnos y que no nos desvele. Lo ideal es que vaya desde los 28 ºC a los 30 ºC.

Una esponja blanda o las manos y un masaje suave sobre la piel son suficientes para lavar el cuerpo. No hace falta frotar ni ser toscos. Es nuestra piel, así que mimémosla como se merece.

La duración ideal de la ducha perfecta será de unos diez minutos, siempre seguida de un secado delicado, a toques y sin fricciones. No prestar suficiente atención a nuestra higiene y su posterior secado puede derivar en hongos e infecciones. Estar menos tiempo en la ducha y sentirnos húmedos son sensaciones que pueden significar que no lo hacemos bien.

Nuestra piel puede sufrir en la ducha y, para ayudarla, lo mejor es hidratarla después de secarla. Si dejamos a un lado la pereza, descubriremos que hay muchos productos de buena calidad en el mercado que se adaptaran a nuestra necesidades.

Reduce la factura del agua optimizando tu baño

Al año gastamos 10.000 litros de agua solo en un cuarto de baño, eso significa un coste y muchas veces un desperdicio. Hoy en día, gracias a la concienciación ecológica, cada vez somos más conscientes de la necesidad de ahorrar agua.

 


Los pequeños gestos como cerrar el grifo cuando nos lavamos los dientes o apagar la ducha cuando nos enjabonamos, contribuyen al ahorro. Pero la tecnología también ha llegado a esta parte de nuestro día a día.

El ahorro de agua en el inodoro 

 

Cada vez que tiramos de la cadena usamos entre 6 y 16 litros de agua, lo que supone en diversas ocasiones un derroche, ya que no es necesario el uso de tanta agua.

El avance de las nuevas tecnologías ha posibilitado desarrollar nuevos tipos de cisternas que permiten reducir anualmente en 4.000 litros de agua el gasto por persona.

Sistema de doble descarga 

 

También denominado sistema de doble botón, consta de dos pulsadores diferentes. Presionando uno sólo realizamos una descarga de 3 litros, en cambio si accionamos los dos liberamos 6 litros.

Aunque usemos la carga total de la cisterna ya estamos ahorrando agua. Esto se debe a que el mecanismo interno genera un aumento de la presión, facilitando así la limpieza del WC.

Método de descarga interrumpible 

 

Un único mando que activa la caída del agua y cuando se vuelve a presionar la interrumpe, por lo que se consume únicamente lo que marca el usuario.

Limitador de descarga 

 

Es un dispositivo que se acopla a la válvula del inodoro. Una vez que se acciona descarga 2 litros, que es la media necesaria para limpiar el sanitario en la mayoría de las ocasiones.

En las ocasiones que se requiera más descarga, manteniendo pulsado el interruptor vaciaremos la cisterna completamente.

Existen otras maneras de ahorrar agua en el baño 

 


La cisterna sin duda es el mecanismo que más agua consume del baño, pero existen otras opciones que también nos permitirán mejorar en el ahorro.

Tratamiento de aguas grises

 

Ciertos modelos de inodoro aprovechan las aguas procedentes del lavabo. Estas aguas pasan por un sistema de filtrado para limpiar las impurezas y se acumulan en la cisterna para reutilizarlas con el WC.

Aireadores y perlizadores 

 

Existen desde hace bastantes años, son una forma de ahorrar agua que consiste en introducir aire en el chorro para los aireadores. Y en el caso de los perlizadores delimitar el flujo de agua.

Los grifos electrónicos 

 

Son la última novedad, pese a que su precio todavía es relativamente caro comienzan a instalarse gracias a sus ventajas. Su pantalla LCD permite seleccionar tanto el flujo como la temperatura a la que va a salir el agua.

Ahorrar agua es cosa de todos 

 

Como ves existen métodos muy sencillos para ahorrar agua en el uso del baño, no dudes en usarlos.

Duscholux estrena web

Rediseñamos nuestra web para mejorar la experiencia de usuario durante la navegación. Una de las principales novedades es la posibilidad de conocer el precio de las mamparas sin necesidad de salir del entorno online. 

 


¡En Duscholux tenemos nueva web! Con este rediseño queremos proporcionar una mejor experiencia de navegación y mayor atractivo visual de nuestros contenidos, añadiendo además nuevas secciones y un diseño responsive para su adaptación a todos los dispositivos. El objetivo es dar un paso más en el acercamiento de nuestra marca y las soluciones que ofrecemos a nuestros clientes.

¿Qué novedades encontramos? 


El primer cambio que se puede apreciar en el nuevo site www.duscholux.es es una mejora en la estética de la web, con un look and field seductor y una disposición clara y ordenada de los diferentes apartados. En la home se han incorporado elementos audiovisuales optimizados, que se pueden visualizar desde cualquier dispositivo y que no influyen en el tiempo de carga del portal.

El catálogo de productos es otro de los apartados que se ha renovado, tanto a nivel gráfico como de contenidos. Para conseguir una mejora visual se han incorporado imágenes reales y GIFS animados que simulan el movimiento de las puertas, para que se pueda pueda ver exactamente su funcionalidad.

En cuanto al contenido, los usuarios pueden saber las características de toda la colección de mamparas desde la misma web, con la novedad de que se puede conocer el precio, y acceder al configurador.



Nuevos contenidos y secciones 


Al margen de la renovación estética, la web incorpora nuevos contenidos y secciones que dan protagonismo a los servicios profesionales que también ofrecemos, como la división Contract. Además, se ha dado mayor visibilidad al registro de garantía dirigido a todos nuestros clientes, y también a una renovada galería de inspiración en la que se pueden ver ejemplos reales de mamparas instaladas, soluciones especiales, detalles y acabados. Un montón de ideas para conseguir la mampara perfecta.

El configurador Duscholux 


El configurador de mamparas Duscholux, una de nuestras herramientas online más potentes y destacables, ha ganado una notable visibilidad: ahora los usuarios ya pueden acceder a diseñar y personalizar su mampara a través del mismo catálogo o directamente accediendo al configurador, como se hacía hasta ahora.

¡Visita la nueva web de Duscholux y cuéntanos qué te parece el nuevo diseño!