Siéntete en un spa: los beneficios de colgar eucalipto en la ducha

 

Las hojas del eucalipto cuentan con una larga lista de beneficios que puedes disfrutar en tu baño. Pocas cosas son más relajantes que una ducha después de un largo día, pero puedes convertirla en un verdadero spa si cuentas con unas hojas de eucalipto en el cuarto de baño. ¿Qué beneficios nos aportan? 

 

1º. Ambienta y descongestiona


El aroma del eucalipto es penetrante y limpio. Colgando unas hojas en la ducha consegumos disfrutar de ese el aroma espectacular y transportarlo al cuarto de baño. Además, tiene propiedades descongestionantes que nos va a ayudar a respirar mejor, ya que es capaz de relajar la tráquea y dilatar los bronquios. Es el remedio perfecto para mejorar los síntomas de la sinusitis.

2º. Potencia la relajación


Pocas sensaciones son más relajantes y placenteras que estar bajo el chorro de la ducha. Con unas hojas de eucalipto estarás potenciando la sensación de bienestar, ya que su aroma es relajante, reduce el estrés e, incluso, la angustia. Asimismo, es un remedio natural para combatir la presión arterial alta. Todo gracias a su característico aroma.

3º. Es un analgésico natural

 

 


La composición del aceite que segregan las hojas de eucalipto permite calmar el dolor y relajar los músculos. Ducharse con ellas tras una larga sesión de ejercicio ayudará a la recuperación. Así, las duchas adquieren una nueva dimensión que antes no tenían.

¿Cómo utilizar el eucalipto?


Solo se necesita una rama de eucalipto y atarla con fuerza a la alcachofa de la ducha. Procura fijarla lo mejor posible para que no se caiga y que el agua corra por las hojas, si no, no podrás aprovechar todos los beneficios anteriormente citados. De esta manera, estarás utilizando un remedio natural para luchar contra diferentes problemas, como son los respiratorios.



Además, por suerte, el eucalipto es un árbol ampliamente extendido, que crece muy rápido y encuentra múltiples aplicaciones en la industria maderera. En lugares como el norte de España abunda tras numerosas reforestaciones, por lo que no debería ser tarea compleja hacerse con unas cuantas ramas. Así se aprovechan todas sus propiedades durante la ducha y podemos gozar de un vapor con un aroma de lo más penetrante y limpio.

Relajación y salud bajo la ducha


Si buscas una ducha distinta y realmente relajante, acompañar el agua caliente con una rama de eucalipto es la clave. Estarás potenciando la relajación de la ducha y aprovechando las cualidades saludables de este árbol. Te ayudará a respirar mejor, recuperarte de una jornada de ejercicio y ambientar de manera única el cuarto de baño.

Toalleros eléctricos: estilo y confort en el cuarto de baño

 
Con la llegada del invierno una ducha caliente siempre apetece, aunque la salida puede que no sea tan agradable por culpa del frío. La tecnología busca siempre soluciones para proporcionarnos más confort en nuestras acciones cotidianas, y en este caso queremos hablar de los toalleros eléctricos. Estos accesorios son muy útiles durante todo el año, pero especialmente en invierno apreciamos todas sus ventajas. ¿Quieres descubrirlas?

1. Toallas calientes


Seguro que esta es la que más te interesa en esta época del año. Si bien puedes controlar la temperatura del baño con el termostato, nada como terminar una ducha caliente y envolverte también en una toalla calentita. El remate perfecto de un buen baño para combatir el frío invernal.

 

2. Secan las toallas usadas


Pese a que no es muy recomendable dejar una toalla mojada en el baño, ya que tardará mucho en secarse y con la humedad pueden acumularse bacterias, es una costumbre muy extendida. Con un toallero eléctrico no tendrás que preocuparte de si está mojada o no, ya que se encargará de secarla. Alcanzan potencias de entre 89 y 223 W, por lo que las secarán rápido y sin problema alguno.


3. Son muy estéticos


Hay diferentes modelos que dan la impresión de ser un ornamento más del cuarto de baño y casi pasan desapercibidos. Algunos poseen un toallero bajo con cristal, lo que les convierte en una gran elección para un baño pequeño. Si no te atrae esta opción, el modelo típico posee diferentes rejillas y ocupa poco más de un metro. Una opción más visible, pero igualmente útil y decorativa, ya que dará un toque distintivo al baño.

4. Es posible regular la temperatura


La mayoría de los modelos existentes cuentan con su propio termostato, por lo que puedes seleccionar la temperatura que te apetezca, según tu gusto o la época del año. De esta manera, instalarlos es apostar por un pequeño aumento de la comodidad en el baño. Se acabó salir de una ducha cálida al entorno gélido del baño, los catarros por este motivo serán cosa del pasado.



5. No ocupan espacio


Son aparatos que, ya sea colocados en vertical u horizontal, apenas ocupan volumen. Sí que destacarán en la pared donde se instalen, pero son aparatos realmente finos y estilizados, podríamos decir que han sido diseñados para ocupar lo mínimo sin perder funcionalidad y prestaciones. Poseas un baño grande o uno pequeño, un toallero eléctrico no molestará.

Calor invernal


Como has podido ver, los toalleros eléctricos cuentan con grandes ventajas. En el invierno son un gran aliado en la lucha contra el frío, pero seguirán siendo igualmente prácticos a lo largo del año. Además, son un elemento decorativo muy original. ¿Qué más se puede pedir?

Los 5 elementos olvidados al comprar una mampara de baño

  • Con la adquisición de una mampara, el cliente debe tener en cuenta toda una serie de factores que le garantizarán un buen funcionamiento. 

  • El vidrio debe soportar temperaturas de hasta 720ºC 

     



Una mampara se convierte en un elemento más de decoración de un baño, a parte de ser un producto que aporta seguridad a las personas. El vidrio y el aluminio constituyen los componentes visuales más importantes y que llaman más la atención del comprador. Pero, además de la estética, la mampara debe cumplir con unas funciones técnicas, que en la mayoría de veces no se tienen en cuenta y se convierten en fundamentales para su buen funcionamiento y durabilidad. En Duscholux hemos elaborado una lista de los principales elementos que se deben tener en cuenta a la hora de adquirir una mampara de baño:

  • Normativas: la EN 14428:2016 es la norma reguladora que especifica los requisitos relativos a las mamparas de uso oméstico. Esta legislación establece que el producto, cuando está instalado de acuerdo a las instrucciones del fabricante, ofrece unas prestaciones satisfactorias cuando se emplea para su uso previsto.
  • Estanquidad: es una de las funciones principales de una mampara de baño. Por ello, debe adaptarse a las medidas correctas del plato de ducha o de la bañera para evitar que se filtre agua por las juntas, provocando daños en el producto y sin garantizar la seguridad.
  • Durabilidad: antes de su compra, el consumidor debe tener en cuenta los ciclos de apertura y cierre del producto ya que, con un buen mantenimiento y uso correcto, se puede alargar la vida útil hasta los 35.000 ciclos (unos 2 años de uso diario en una familia de 4 personas).
  • Materiales: su calidad se convierte en el elemento clave para conseguir la máxima durabilidad. El vidrio y el aluminio son los materiales con más protagonismo en la mampara, además de la silicona y los embellecedores. Para asegurar un uso óptimo, se recomienda que el vidrio pueda soportar un calentamiento de 720ºC y un enfriamiento brusco en sus dos caras. El aluminio, que se usa especialmente en la perfilería, debe ser anodizado, para garantizar una mayor resistencia y durabilidad.
  • Limpieza: aunque caiga agua y jabón en la mampara en cada uso, la limpieza y cuidado diario es muy importante. Por eso, existen productos específicos, como FeelNet 3D, un tratamiento antical para proteger el vidrio ante salpicaduras desarrollado por Duscholux. A la hora de la limpieza se deben evitar productos corrosivos que dañen y envejezcan prematuramente la mampara.