Calefacción por suelo radiante: un pequeño placer en tu baño

Cada vez son más los que se animan a instalar una calefacción por suelo radiante en los baños de su hogar. Una tendencia que tiene mucho que ver con las ventajas de este tipo de calefacción, en cuanto al confort que ofrece, algo que no dejará indiferente a nadie durante los meses de invierno.

Imagen: Quick-Step

 

¿Qué es el suelo radiante?

La calefacción por suelo radiante consiste en una red de tubos que se instala bajo el pavimento y por la cual circula agua caliente. Este tipo de calefacción, por lo tanto, emite el calor desde el propio suelo; algo especialmente agradable si hablamos de los cuartos de baño, puesto que será un elemento que, sin duda, notaremos en el momento de salir de la ducha.

¿Qué ventajas tiene instalar suelo radiante en el baño?

El suelo radiante se convierte en un tipo de calefacción con grandes ventajas, especialmente, si lo instalamos en nuestro baño. Aunque es verdad que las mamparas de baño son muy útiles para mantener el ambiente cálido mientras nos duchamos, lo cierto es que el problema aparece cuando salimos de la ducha y sentimos un fuerte contraste de temperatura, que no resulta muy agradable durante el invierno. Instalar este tipo de calefacción ayudará a que este proceso sea mucho más agradable, ya que la temperatura estará más igualada; y, además, el suelo estará caliente en cuanto pongamos los pies sobre él.

Imagen: Andalucialive


Además de lograr un mayor confort, el suelo radiante es una gran opción para ahorrar espacio, dado que la instalación está debajo del pavimento; y, de este modo, evitaremos poner calefactores externos. Por si fuera poco, se ha demostrado la eficiencia de este sistema, en cuanto al ahorro energético, puesto que es capaz de transmitir las mismas proporciones de calor que otros sistemas tradicionales utilizando agua a una temperatura mucho menor, lo cual se traduce en menos energía consumida para calentar un mismo espacio.

Otra característica importante es que el calor proviene directamente del suelo. Esto es importante, ya que evitamos que el calor se concentre a la altura de nuestra cabeza; como ocurre con otros métodos de calefacción, lo que reduce la sensación de agobio que algunas personas sienten cuando está la calefacción encendida. Además, mantendremos los pies calientes en todo momento; algo que agradecerán, sin duda, aquellas personas que habitualmente los tienen fríos.



Aunque nos gustaría poder decir que todo son ventajas, lo cierto es que debemos tener en cuenta que existe algún inconveniente. El principal es de tipo económico: la inversión inicial es elevada, aunque es un tipo de calefacción que consume menos y recuperaremos dicha inversión con el tiempo.

De cualquier modo, las ventajas de este tipo de calefacción son claras, por lo que el suelo radiante es una opción que debemos tener en cuenta si queremos disfrutar de un mayor confort en nuestro baño.

Llena de vida tu baño con plantas naturales

La decoración de nuestro baño es muy importante y las plantas naturales constituyen una de las mejores opciones. La elección entre unas u otras dependerá de la época del año en la que nos encontremos, pero cabe tener en cuenta que los baños suelen ser lugares con poca luz natural en los que, además, se condensan grandes cantidades de humedad. No obstante, existen numerosas plantas que crecerán sin problemas en este entorno y harán de tu aseo un lugar realmente elegante.

 


¿Cuáles son las mejores plantas para decorar los cuartos de baño?

Antes de escogerlas, tienes que tener en cuenta las condiciones de la estancia en la que las vas a colocar. Si tu cuarto de baño no dispone de mucha luz natural, es recomendable que adquieras algún sistema de iluminación artificial, pues ayudarán a las plantas a crecer fuertes y sanas y a vivir mucho más. De todos modos, tampoco es una herramienta indispensable, pues existen muchas especies que no precisan de luz directa.

Por ejemplo, la planta de bambú es una de las mejores opciones. Además de ser elegante y sofisticada, propia de una habitación de hotel, el bambú necesita de climas húmedos y cálidos para vivir, también es perfecta para espacios con poca iluminación.



Si quieres algo más de color para tus cuartos de baño, puedes incluir flores como, por ejemplo, las orquídeas. Las hay moradas, azules, rosas, verdes, blancas, amarillas y rojas, por lo que será muy fácil escoger una especie que combine con el resto del aseo y con las mamparas de baño. Las orquídeas, sin lugar a dudas, son una opción muy elegante de decoración.


La hiedra es otra planta con ese toque natural, relajante y algo salvaje. Además, no requiere de muchos cuidados, pues no necesita demasiada agua para vivir y tampoco precisa de la luz directa. Eso sí: tendrás que podarla con regularidad para que mantenga su característica caída natural.

¿Dónde quedan mejor?

Puedes colocarlas de infinitas maneras para ganar en elegancia y vistosidad, por ejemplo, dentro de un cubo de madera o de metal sobre el mueble del lavamanos, o aprovechando los elementos arquitectónicos de la estancia. También se pueden colocar en jarrones de cristal o cerámica en alguna esquina del aseo, o incluso colgando de la pared, una opción inmejorable para las plantas colgantes como la hiedra.



Si vas a enfrascarte en la redecoración de tus baños, recuerda que las mamparas de baño son otra herramienta que puede jugar a tu favor, tanto por los materiales como por los colores de las mismas. Además, podrás elegirlas con el estampado que mejor conjugue con el resto del aseo: ramas, hojas, efecto lluvia, efecto cascada, minimalistas... Las opciones son tantas que, con total seguridad, podrás hacer de tus cuartos de baño verdaderos ejemplos de decoración a la moda.



Baños árabes en España: purificar el cuerpo y la mente

La presencia árabe en España aportó grandes y valiosos conocimientos en muchos ámbitos. Los baños árabes se establecieron como escenarios de desarrollo cultural, recintos pensados para el ocio, la higiene y la relajación. Hoy en día, aún se conserva muchos elementos de aquellos años. 

 

Hammam Al Ándalus, Madrid.

Todo sobre los baños árabes

Este tipo de establecimientos representan la mezcla de la espiritualidad, el descanso, la vida social y la higiene. Además, se busca el placer y, por este motivo, adquieren una especial importancia. En la actualidad, en nuestro país existen dieciocho baños árabes abiertos con una oferta de servicios muy variada.

La construcción de los baños árabes proliferó rápidamente por el al-Ándalus. Se denominaban Hammam (baño) y podían encontrarse en grandes núcleos o en zonas rurales. Además, cuando se habla de baño árabe, se hace referencia a un lugar público donde las personas podían cortarse el pelo, depilarse o recibir masajes. En definitiva, un lugar de reunión cívico y religioso.

El Aljibe, Cáceres


Otro aspecto importante que se debe destacar es la importancia que los musulmanes daban al agua. Para ellos, se trataba de un elemento que purificaba el cuerpo y proporcionaba beneficio espiritual. Es decir, con los baños se liberaban de las acciones realizadas en contra del Corán.

Cabe destacar que esta civilización desarrolló una importante red hidráulica capaz de abastecer de agua a sus baños y ciudades. ¿Conocías toda esta información?

Partes de los baños árabes

Los baños podían ser privados o públicos. Estos últimos, con frecuencia pertenecían a las mezquitas que, mediante su control, obtenían una recaudación que les permitía mantener la comunidad religiosa. Ahora que ya sabes gran parte de la historia de estos establecimeintos, veamos las salas que los formaban. Y es que los baños árabes podían tener entre tres y cuatro salas.
  •  Al-bayt al masiaj: servía como vestíbulo donde se dejaba la ropa y, además, en ella se podría encontrar un retrete. 
  • Al-bayt al-wastaní: sala denominada «templada» para comenzar a acomodarse.
  • Al-bayt al-sajún: también conocida como «sala caliente». Tenía un sistema de calefacción del suelo y servía para calentar la sala.
  • Al-Burma: finalmente, en esta última zona se encontraba la caldera.
 
Aire de Barcelona

¿Dónde encontrar baños árabes en la actualidad?

Aunque no cabe duda de que puedes convertir tu baño en un oasis de relajación, como experiencia de bienestar puedes acudir a los baños árabes que tienes abiertos a tu disposición. ¿Quieres saber dónde se encuentran?

- En Andalucía, los Hammam Al Ándalus en Córdoba, Málaga y Granada; en Sevilla, Medina Aljarafe y Aire de Sevilla; en Cádiz, Hammam Sancti Petri en Chiclana y Hammam Andalusí en Jerez de la Fra.; Casa de Baños de la Villa, en Córdoba y Aljibe de San Miguel en Granada.

Hammam Al Ándalus, Granada




















- En Baleares, Hammam Palma y en Madrid, Hammam Al Ándalus.

- En Cataluña, Rituels D'Orient y Aire de Barcelona.

- Y finalmente, en Extremadura, El Aljibe en Cáceres y Baraka Al Hammam en Badajoz.

No dudes en acudir a alguno de ellos para darte un regalo y cuidar de tu cuerpo y tu mente.