Los toalleros eléctricos más originales del mercado

Los toalleros eléctricos son una solución muy cómoda y práctica ya que además de sujetar las toallas y mantenerlas calientes, también pueden servir como elemento para calentar el cuarto de baño antes de la ducha y además son un elemento decorativo de los más llamativo. 


Os traemos algunos de los toalleros eléctricos más originales del mercado, para que además de calentar las toallas le den un toque personal y moderno a tu cuarto de baño.

1. Toallero Snake de Scirocco


 Este bonito toallero es 100% personalizable. Puedes elejir la altura, la forma y el acabado. Parecerá que tengas una pequeña obra de arte en el baño.

2. Toallero Archibald de Bisque

 
Un toallero muy original diseñado por Leo Salzedo, un diseñador Italiano que ha sabido transformar este objeto en algo único y personal.

3. Toallero Graffe de Scirocco


 
Uno de los diseños más modernos es este toallero eléctrico en forma de clip. Tienes la opción de colgarlo tanto en vertical como en perpendicular y se venden en diferentes colores para adaptarse al diseño de todos los baños.






Decoración romántica para tu cuarto de baño

Los cuartos de baño son unas de las estancias, en realidad, más importantes de la casa. Hay personas que no ponen en ellos el interés merecido y eso se nota en su falta de decoración o una decoración insulsa y que pasa desapercibida. Sin embargo, aparte de la relevancia de las acciones que hacemos en los baños, esta habitación de la casa también destaca por las horas que estamos en ella.
Por lo tanto, no tiene sentido pasar de la decoración del baño y, de hecho, las últimas tendencias implican una revalorización del interiorismo de este espacio. Entre ellas, podemos destacar la posibilidad de crear un cuarto de baño romántico.

Foto vía degournay.com

Te contamos las características de un cuarto de baño romántico

Un cuarto de baño romántico supone un especial refugio de tranquilidad y relax dentro de tu propia casa. Un lugar que no solo te va a servir para asearte, sino que también va a ser perfecto para disfrutar de tus momentos más íntimos.

Pasa de la seriedad y apuesta por un baño romántico y naíf, es decir, que juegue con los detalles que asociamos a la ingenuidad infantil y se aleje de la seriedad de los espacios más solemnes.
Esta filosofía romántica, como no podía ser de otra forma, se traduce en elementos estructurales y de interiorismo. Por ejemplo, la luz ha de ser tenue y, en los momentos más especiales, también puedes apostar por las velas.

Si te vas a decantar por el vintage, en este sentido, puedes probar con una lámpara de araña. Los espejos curvados también forman parte de este nuevo estilo retro.
En cuanto a los colores, muy relacionados siempre con la iluminación, si tu cuarto de baño es pequeño, es mejor que optes por la combinación de los tonos claros y pasteles. Sin duda, contribuirá a dar una impresión más espaciosa.

Los muebles son también fundamentales para crear este ambiente romántico. Si cuentas con espacio suficiente, puedes instalar una bañera con patas, en la que podrás disfrutar de los baños más relajantes y placenteros. El mueble tocador también es un elemento de lo más clásico para que puedas tomarte tu tiempo a la hora de acicalarte. 

En la línea de aportar calidez, los textiles van a ser muy relevantes. Piensa en los estampados florales en las mamparas de baño o, incluso, en las toallas.

Foto vía Ebom.es


Por último, los pequeños detalles pueden ser imprescindibles para dotar a tu baño romántico de personalidad propia. No te olvides de perfumarlo con aromas especiales. No en vano, los frascos de perfumes en baldas también aumentan la sensación de romanticismo. Y es que lo natural puede ser muy romántico, por lo que un jarrón de flores frescas te va a quedar fenomenal.

Ideas para integrar baños al dormitorio

Una de las distribuciones más cómodas de nuestro hogar y que nos ofrece confort y descanso pasa por incluir baños en los dormitorios. Esto era algo solo habitual en los hoteles, hace un tiempo, pero cada vez se ha exportado más a los hogares, ya que supone un salto cualitativo en nuestras vidas. Aunque todavía existe el falso mito de que incluir cuartos de baño en el dormitorio supone un gran despliegue económico y técnico y periodo de obras e incomodidad en el hogar. Esto no es así, ya que, de forma sencilla y sin molestas obras, podrás disfrutar de una habitación con todas las comodidades de tu baño incorporado.


Ideas para integrar el baño en el dormitorio

1. Armario separador. Para diferenciar el dormitorio de tu baño, podrás utilizar elementos del mobiliario, como un armario divisorio realizado en obra y con puertas de madera, que te permitirá separar el inodoro y la ducha de la parte del dormitorio.

2. Baño en el pasillo. Si disfrutas de un dormitorio amplio, puedes optar por incluir un tramo donde coloques el vestidor en una parte y, enfrente, el baño. De esta manera, se creará un pasillo que servirá de separación entre el dormitorio y estos espacios auxiliares.

3. Baño tras un muro. También puedes optar por un estilo moderno y vanguardista, basado en separar el dormitorio del baño por un muro sin cerramiento, de manera que habrás creado dos estancias diferenciadas, pero con mucho estilo y amplitud. Tras el muro, podrás situar tus lavabos y, enfrente, el inodoro, para que no se vea desde el dormitorio.

4. Cristalera. Otra opción para dar sensación de amplitud es crear un espacio diferenciado separándose únicamente por una cristalera opaca que permita la intimidad y privacidad en el baño, pero dé la impresión de estar integrada en el dormitorio.

5. Escalón. También quedará muy coqueto integrar el baño en el dormitorio, pero marcando las diferencias de cada espacio con un escalón de madera. El inodoro y la bañera pueden situarse en alguno de los recovecos que haga la pared o puedes incluir una cabina que permita cerrar la puerta para mayor intimidad.

6. Puerta corredera. En tal opción podrás disfrutar de un baño incorporado por completo a tu dormitorio y, para diferenciar ambientes y crear intimidad y privacidad, solo es necesario deslizar la puerta corredera que se encarga de delimitar y diferenciar ambas estancias.

7. Mamparas de baño como separación. Esta idea resulta muy original e interesante. Se trata de colocar la mampara de la ducha de forma que sirva de separación entre el dormitorio y baño.

En definitiva, estrena tu baño integrado en el dormitorio sin necesidad de realizar pesadas obras que te suponen un coste económico y de tiempo y esfuerzo mucho mayor.