Cómo cambiar tu bañera por una ducha fácilmente y casi sin obras


Si eres de los que está cansado de la bañera y sueña con tener una ducha práctica y elegante, pero no quiere gastar tiempo ni dinero en obras, tenemos la solución. Cambia la bañera por una ducha en 3 pasos.


Primer paso: despídete de tu bañera. Es el momento de decir adiós y decidir si queremos una plato de ducha con revestimiento o una cabina de gran formato. Esto nos llevará al paso número 2 dónde retiraremos solo una parte de los azulejos existentes o toda la pared.

Sustitución de la bañera original por una ducha Duscholux


 Segundo paso: retirada de la bañera y de los azulejos. Según si hemos optado por un plato de ducha o la cabina de gran formato, deberemos retirar toda la pared o solamente la parte inferior como se muestra en las imágenes.
Opción solo hueco. Plato de ducha + revestimiento estándard

Opción cabina gran formato. Plato de ducha + revesitiento gran formato
 
Tercer paso: Instalación de la ducha. 


Opción solo hueco: Con los nuevos platos de ducha Duscholux by Silestone® podrás elegir el tamaño y color que más se adapte a tu baño y combinarlo con el revestimiento estándar que más te guste.
Plato de ducha y revestimiento estándard colección Duscholux by Silestone®


Opción cabina de gran formato: Nuestra colección Duscholux by Silestone® ofrece la posibilidad de revestir toda la pared con el mismo material con nuestros formatos a medida. Cualquier elemento arquitectónico se convierte en una oportunidad y nos da infinitas posibilidades estética. Combina el revestimiento con el plato de ducha que más te guste para obtener la ducha de tus sueños.
Plato de ducha y revestimiento gran formato colección Duscholux by Silestone®


Ahora puedes cambiar tu vieja bañera por una ducha Duscholux en 3 simples pasos. Cambiando la bañera por una ducha renovarás el aspecto de tu baño por completo, dándole un aspecto más fresco y sofisticado y lo más importante, tu baño será más funcional y práctico. 

¿A qué esperas para cambiar tu vieja bañera y sustituirla por una práctica ducha? Ahora es más fácil que nunca.