Consejos para iluminar cuartos de baño pequeños

No todos podemos disponer de amplias estancias en nuestros hogares, puesto que la mayoría vivimos en pisos con nuestras familias, en los que hay que sacar el máximo provecho a cada espacio.



Por ejemplo, pequeñas estancias como los baños deben ser, ante todo, cómodas y funcionales. En este sentido, la iluminación de los cuartos de baño es un elemento muy importante para lograr transmitir un mayor efecto de amplitud y calidez, lo que se traduce en una mayor sensación de bienestar. Y es que, aunque contemos con un espacio de reducidas dimensiones, no tenemos por qué renunciar a que resulte de lo más acogedor y funcional.

Baños pequeños. Consigue el ambiente ideal

Por tanto, debes ser consciente de que los puntos de iluminación que vas a colocar en tu cuarto de baño resultarán fundamentales. La mejor opción es poner varios puntos distribuidos estratégicamente, con luces potentes e intensas que proporcionen bastante luminosidad. En este sentido, colocar en el techo algunos focos halógenos es una buena alternativa, ya sea dispuestos en línea o distribuidos de acuerdo con las necesidades y las condiciones del espacio, evitando instalarlos sobre la bañera por razones de seguridad.

Foco baño
Foto vía Leroy Merlín


A la hora de complementar la iluminación central, otro modo de lograr una óptima iluminación general es colocar puntos de luz en el área del lavabo, puesto que, al ser el lugar donde nos maquillamos y nos peinamos, requiere de una mayor iluminación. Conseguiremos de este modo, además, eliminar sombras que nos impidan acicalarnos con total comodidad.

Iluminación baño
Foto vía IKEA


Además de los correspondientes puntos de luz situados de manera estratégica, hay otras formas de lograr que el espacio parezca mucho más amplio e iluminado. De hecho, los espejos, al reflejar la luz, consiguen aumentar el efecto de amplitud del baño, por lo que una excelente alternativa es añadir alguno más, aparte del que va encima del lavabo. Asimismo, materiales como los azulejos, el acero inoxidable o el cristal ayudan a incrementar la claridad y la luminosidad.



Espajo baño
Foto vía IKEA

Los colores también pueden producir el efecto deseado en una determinada estancia. Así pues, lo tonos claros son muy indicados en decoración para conseguir mayor amplitud en el baño. En el caso de que la totalidad de la estancia de color blanco nos parezca demasiado monótona, nos queda la opción de incluir tonos coloridos y más intensos en toallas y otros útiles, consiguiendo un atractivo contraste y un efecto dinámico y envolvente ciertamente carismático.

Las mamparas de baño son otros elementos que ayudan a generar mayor sensación de amplitud y luminosidad. En un cuarto de baño pequeño, lo ideal es decantarse por una mampara de corredera, preferiblemente de color claro o traslúcida, puesto que dotará al espacio de un ambiente más confortable y luminoso.