Llena de vida tu baño con plantas naturales

La decoración de nuestro baño es muy importante y las plantas naturales constituyen una de las mejores opciones. La elección entre unas u otras dependerá de la época del año en la que nos encontremos, pero cabe tener en cuenta que los baños suelen ser lugares con poca luz natural en los que, además, se condensan grandes cantidades de humedad. No obstante, existen numerosas plantas que crecerán sin problemas en este entorno y harán de tu aseo un lugar realmente elegante.

 


¿Cuáles son las mejores plantas para decorar los cuartos de baño?

Antes de escogerlas, tienes que tener en cuenta las condiciones de la estancia en la que las vas a colocar. Si tu cuarto de baño no dispone de mucha luz natural, es recomendable que adquieras algún sistema de iluminación artificial, pues ayudarán a las plantas a crecer fuertes y sanas y a vivir mucho más. De todos modos, tampoco es una herramienta indispensable, pues existen muchas especies que no precisan de luz directa.

Por ejemplo, la planta de bambú es una de las mejores opciones. Además de ser elegante y sofisticada, propia de una habitación de hotel, el bambú necesita de climas húmedos y cálidos para vivir, también es perfecta para espacios con poca iluminación.



Si quieres algo más de color para tus cuartos de baño, puedes incluir flores como, por ejemplo, las orquídeas. Las hay moradas, azules, rosas, verdes, blancas, amarillas y rojas, por lo que será muy fácil escoger una especie que combine con el resto del aseo y con las mamparas de baño. Las orquídeas, sin lugar a dudas, son una opción muy elegante de decoración.


La hiedra es otra planta con ese toque natural, relajante y algo salvaje. Además, no requiere de muchos cuidados, pues no necesita demasiada agua para vivir y tampoco precisa de la luz directa. Eso sí: tendrás que podarla con regularidad para que mantenga su característica caída natural.

¿Dónde quedan mejor?

Puedes colocarlas de infinitas maneras para ganar en elegancia y vistosidad, por ejemplo, dentro de un cubo de madera o de metal sobre el mueble del lavamanos, o aprovechando los elementos arquitectónicos de la estancia. También se pueden colocar en jarrones de cristal o cerámica en alguna esquina del aseo, o incluso colgando de la pared, una opción inmejorable para las plantas colgantes como la hiedra.



Si vas a enfrascarte en la redecoración de tus baños, recuerda que las mamparas de baño son otra herramienta que puede jugar a tu favor, tanto por los materiales como por los colores de las mismas. Además, podrás elegirlas con el estampado que mejor conjugue con el resto del aseo: ramas, hojas, efecto lluvia, efecto cascada, minimalistas... Las opciones son tantas que, con total seguridad, podrás hacer de tus cuartos de baño verdaderos ejemplos de decoración a la moda.