Transforma un baño pequeño en un lugar práctico y acogedor.

Aunque a veces no se les preste tanta atención en cuanto a decoración se refiere, los cuartos de baño son estancias de la casa en las que es imprescindible sentirse cómodo. Si en tu casa tienes un baño pequeño, lo importante es cómo distribuyes todos los elementos que hay en él. Por ejemplo, las mamparas de baño son un elemento clave a la hora de establecer una buena disposición en el espacio.




Elementos imprescindibles en la distribución de los cuartos de baño


Hay tres elementos que son determinantes a la hora de diseñar nuestros aseos: las mamparas de baño, el lavabo y el espacio de almacenamiento.



En cuanto al lavabo, si lo que buscas es incorporar un baño bonito y práctico, puedes jugar con la profundidad del mismo: uno con poco fondo, pero alargado, puede darte muy buen resultado; otra opción infalible es colocar un lavabo tipo bol, que es práctico y deja bastante espacio utilizable sobre una encimera o mueble sobre los que poner utensilios de aseo.





Otra parte del mobiliario que has de tener en cuenta es el lugar de almacenaje. Saca partido al espacio que hay debajo del lavabo; para un baño pequeño es recomendable poner un armario pero que no llegue hasta el suelo. Un mueble colgante o unas lejas darán mayor sensación de amplitud. Aprovecha también espacios para incorporar unas lejas para guardar cosas, pues es importante jugar con la profundidad de las baldas. Llévalas a lo largo y dales poco fondo. Un consejo práctico es colocar en ellas cajas de almacenamiento para tus productos, toallas, etc., ya que a la vez serán un buen elemento decorativo.



Para dar más sensación de amplitud a un aseo pequeño, es imprescindible tener mamparas de baño con plato de ducha en lugar de bañeras, ya que estas no resultan prácticas y ocupan demasiado espacio. Las mamparas son funcionales y prácticas y puedes escoger entre muchas alternativas de diseño: desde el sistema de apertura (fraccionable, plegables, correderas....) o el cristal (mateado, translúcido, de color...) hasta el color de la estructura de la mampara (blanco, platino, aluminio…). En la web de Duscholux puedes encontrar gran cantidad de opciones interesantes. Juega con todos estos elementos para escoger una mampara que aporte estética y diseño. Ten en cuenta datos importantes a la hora de elegir tu mampara de baño, como medidas, posición que ocupará la mampara, si hay una ventana detrás para, en caso afirmativo, elegir un cristal que permita pasar más luz, etc.



En Duscholux, tenemos un configurador de mamparas con el que puedes ir seleccionando opciones de diseño y forma para escoger la que más se adapte a tus necesidades y gustos. Es una buena herramienta para aclarar dudas y encontrar la mejor opción.