Cómo acertar con la elección de la decoración de baños

Decorar los cuartos de baño no es una tarea fácil, hay varios aspectos que se deben tener en cuenta para conseguir una buena composición que, además, esté acorde con las necesidades y el gusto del propietario. Si estás pensando en cambiar tu baño, aquí te ofrecemos varios consejos que te pueden ser útiles.

¿Cuáles son las claves principales para decorar tu baño?

Hay dos factores que siempre has de tener en cuenta y que se deben complementar entre sí: son la estética y la funcionalidad. Siempre se busca que los baños queden bonitos, que se vean limpios y que tengan un estilo más o menos definido, pero no se debe olvidar que también deben ser funcionales, ya que vamos acumulando una larga serie de productos como cremas que necesitan un lugar adecuado para su almacenamiento o la parte estética perderá todo su valor.

Un buen complemento para conseguir tener un baño funcional sin sacrificar su estética es colocar estanterías.

¿Cómo elegir las estanterías correctas?

De esta elección depende, por ejemplo, las dimensiones del cuarto de baño. Si es espacioso, el tamaño de la estantería no es algo que deba suponerte un problema, lo que sí debes considerar es el color, que sea acorde al del tocador o al resto de muebles, otra opción es combinarlo con los colores de las paredes, que te aconsejamos que sean de una tonalidad clara, o combinarlo con las mamparas de baño. El material de la estantería debe ser acorde al del resto, por ejemplo, si el baño está hecho de madera te recomendamos que sigas esa línea, aunque, también puedes hacer combinados, en la actualidad se combinan el cristal con el acero.



Si, por el contrario, no tienes un baño demasiado espacioso, el tamaño de las estanterías sí es un factor clave para que no resulten molestas y, al final, poco funcionales e intrusivas. En este caso te aconsejamos dos tipos de estanterías, la primera, estanterías alargadas y estrechas, estas permiten un buen almacenaje y podemos situarlas en cualquier rincón del baño, según sea la disposición del resto de utensilios. Además, en la actualidad este tipo de estantería se fabrica también en forma de rinconera, de manera que, aprovecha mucho más el espacio disponible y da una sensación de estabilidad en el baño y de que todo tiene su lugar. La segunda opción que te proponemos es la de estanterías individuales instaladas directamente en la pared. Estas son menos invasivas y quedan muy bien, puedes colocarlas una encima de la otra.

Nuestra última recomendación, pero una de las más importantes, es que escojas un material de calidad para cualquier mueble que vayas a integrar en tu cuarto de baño. Debes tener en cuenta que es un lugar muy húmedo y es necesario que el mobiliario escogido resista y no se deteriore con facilidad.