Tipos de suelo para cuartos de baño



A la hora de crear nuestro baño ideal, el suelo es uno de los aspectos en lo que menos solemos fijarnos. Revestimientos de paredes, mamparas de baño y las propias piezas suelen llamar más nuestra atención. Sin embargo, los suelos son lo realmente esencial para que los cuartos de baño resulten prácticos.

Para escoger el suelo deberás tener en cuenta las características de los baños, como la luminosidad, la distribución y el tamaño para, así, escoger el material que mejor se adapte a tus necesidades específicas. También deberás tener en cuenta otros factores que pueden afectar tanto a tu comodidad como a tu bolsillo.

Los suelos afectan a la comodidad porque entran en contacto directo con nuestros pies descalzos, por lo que deberán ser agradables al tacto. La elección también afecta a la economía porque, dadas las circunstancias específicas de humedad y temperatura en los cuartos de baño, no todos los materiales necesitan el mismo mantenimiento y cuidados.

Requisitos para suelos en cuartos de baño

Sea cual sea el material que nos guste para la decoración de los baños, a la hora de escoger el suelo deberemos tener en cuenta, sobre todo, que debe resistir bien la humedad, el vapor y los cambios de temperatura. De no ser así, no merece la pena instalarlo, por muy bonito que nos parezca, ya que se deteriorará rápidamente y eso exigirá un mantenimiento constante, en detrimento de nuestra comodidad y economía. Un ejemplo de material poco indicado para cuartos de baño es la moqueta, ya que la humedad no solo la deteriora, sino que también la vuelve insalubre.

El mejor material para suelos de baños

La madera es uno de los materiales más habituales en los suelos de las casas. Instalar madera en un cuarto de baño puede ser un arma de doble filo si esta no se trata de la forma adecuada. Sin embargo, si la madera está correctamente tratada, resistirá perfectamente el paso del tiempo, aunque hay que tener en cuenta que es un material delicado, sensible a arañazos y que requiere cuidados especiales para su correcta limpieza y mantenimiento.

Las baldosas son el revestimiento más clásico para baños, tanto en paredes como suelos. Son fáciles de instalar, limpiar y resistentes a la humedad y deterioro. Además, las baldosas te ofrecen posibilidades infinitas a la hora de decorar, ya que las hay de tamaños diversos y amplia carta de colores. También las hay decoradas con todo tipo de motivos, desde geométricos hasta naturales y se pueden diseñar mosaicos.

Hoy en día, hay materiales modernos que son la mejor opción por su resistencia, su relación calidad / precio y sus infinitas opciones decorativas. Tanto el gres porcelánico, como el microcemento, e incluso algunos tipos de resina, son materiales de gran resistencia, fáciles de instalar y con amplia gama de colores y acabados.