Toalleros eléctricos: estilo y confort en el cuarto de baño

 
Con la llegada del invierno una ducha caliente siempre apetece, aunque la salida puede que no sea tan agradable por culpa del frío. La tecnología busca siempre soluciones para proporcionarnos más confort en nuestras acciones cotidianas, y en este caso queremos hablar de los toalleros eléctricos. Estos accesorios son muy útiles durante todo el año, pero especialmente en invierno apreciamos todas sus ventajas. ¿Quieres descubrirlas?

1. Toallas calientes


Seguro que esta es la que más te interesa en esta época del año. Si bien puedes controlar la temperatura del baño con el termostato, nada como terminar una ducha caliente y envolverte también en una toalla calentita. El remate perfecto de un buen baño para combatir el frío invernal.

 

2. Secan las toallas usadas


Pese a que no es muy recomendable dejar una toalla mojada en el baño, ya que tardará mucho en secarse y con la humedad pueden acumularse bacterias, es una costumbre muy extendida. Con un toallero eléctrico no tendrás que preocuparte de si está mojada o no, ya que se encargará de secarla. Alcanzan potencias de entre 89 y 223 W, por lo que las secarán rápido y sin problema alguno.


3. Son muy estéticos


Hay diferentes modelos que dan la impresión de ser un ornamento más del cuarto de baño y casi pasan desapercibidos. Algunos poseen un toallero bajo con cristal, lo que les convierte en una gran elección para un baño pequeño. Si no te atrae esta opción, el modelo típico posee diferentes rejillas y ocupa poco más de un metro. Una opción más visible, pero igualmente útil y decorativa, ya que dará un toque distintivo al baño.

4. Es posible regular la temperatura


La mayoría de los modelos existentes cuentan con su propio termostato, por lo que puedes seleccionar la temperatura que te apetezca, según tu gusto o la época del año. De esta manera, instalarlos es apostar por un pequeño aumento de la comodidad en el baño. Se acabó salir de una ducha cálida al entorno gélido del baño, los catarros por este motivo serán cosa del pasado.



5. No ocupan espacio


Son aparatos que, ya sea colocados en vertical u horizontal, apenas ocupan volumen. Sí que destacarán en la pared donde se instalen, pero son aparatos realmente finos y estilizados, podríamos decir que han sido diseñados para ocupar lo mínimo sin perder funcionalidad y prestaciones. Poseas un baño grande o uno pequeño, un toallero eléctrico no molestará.

Calor invernal


Como has podido ver, los toalleros eléctricos cuentan con grandes ventajas. En el invierno son un gran aliado en la lucha contra el frío, pero seguirán siendo igualmente prácticos a lo largo del año. Además, son un elemento decorativo muy original. ¿Qué más se puede pedir?