7 errores a la hora de limpiar el baño


A la hora de limpiar el baño es importante hacerlo lo más a fondo posible. La humedad que se acumula en esta estancia y su frecuencia de uso hacen que sea una de las más susceptibles de ensuciarse. Además, las toallas y el inodoro pueden ser una fuente de bacterias.

Siete olvidos que pueden dar al traste con la limpieza de tu baño


Hemos recopilado los 7 errores más frecuentes a la hora de limpiar el baño. ¡La próxima vez que te pongas a la tarea, no olvides recordar esta checklist!

1. Limpiar la mampara o la cortina


La cortina o mampara de ducha es una de las grandes olvidadas. Si utilizas cortina, deberías meterla en una disolución de agua con lejía al menos una o dos veces al mes. En caso de que tengas una mampara, lo mejor será que emplees un producto antical especializado para limpiarla.

2. Selecciona los mejores productos


Cada producto de limpieza está diseñado con unos químicos específicos, destinados a usos concretos. Por eso deberías emplear productos específicos (no vale con bañarlo todo en amoníaco o lejía).

Además, es recomendable que utilices una bayeta, estropajo o esponja diferentes para cada superficie. Al menos, deberías separar la que usas para el inodoro de las demás.

Productos de limpieza DUSCHOLUX


3. Recuerda todos tus complementos


Al limpiar tu aseo no deberías pasar por alto los complementos. El sitio donde guardes tus cepillos de dientes debería estar impoluto. Del mismo modo, deberías aprovechar para eliminar los restos de jabón de tus jaboneras o los pelos que puedan haber quedado atrapados en cepillos y máquinas de afeitar.

4. Presta atención a la escobilla


No hace falta que destaquemos la importancia de mantener la escobilla del váter en las condiciones más higiénicas posibles. Puedes echar un desinfectante perfumado en su soporte para alargar su vida útil, pero recuerda mantenerla en buen estado.

5. Cambia regularmente las toallas y la alfombra


Las toallas y la alfombra de los baños son el hogar favorito de las bacterias. Además, acumulan escamas de piel muerta y humedad, lo que hace que cojan olor. Aprovecha tu jornada de limpieza para cambiarlas.



6. No olvides las tuberías y los filtros


Ya que vas a limpiar a fondo, también deberías utilizar algún desatascador ligero y sumergir los filtros de los grifos en vinagre. Esto te ayudará a prevenir los atascos por pelos y otros elementos en los desagües de la ducha y la pila, y las obstrucciones por efecto de la cal en tus grifos.

7. Recuerda terminar la faena


Cuando hayas terminado de limpiar recuerda secar todas las superficies y ventilar la estancia. Si dejas húmedo el baño, estarás invitando a las bacterias a volver. Por eso es importante abrir la ventana después de limpiar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario