Ideas y consejos para un baño sostenible

Photo: Ben Hosking


Un baño sostenible es respetuoso con el medio ambiente y además te permite aprovechar mejor tus recursos ahorrando energía y agua, por lo que no solo estarás ayudando al planeta, sino también a tu economía. Si quieres saber cómo conseguirlo, a continuación te contamos los trucos más interesantes.

La ducha


Es el elemento del baño que más agua gasta. Por ello, lo ideal es tener plato de ducha en lugar de bañera o, en todo caso, ducharse y no bañarse. En este sentido, procura que la ducha sea corta, lo cual también será más saludable para tu piel. No dejes el grifo abierto mientras de enjabonas y si has de dejar correr mucho tiempo el agua hasta que salga caliente, recógela en un barreño o un cubo y utilízala para otros fines, por ejemplo, para regar las plantas o fregar el suelo.

Por otra parte, durante la ducha siempre es mejor que la temperatura del agua sea ligeramente inferior a como la percibas totalmente cómoda. De nuevo, es bueno para el planeta, tu salud y tu economía. Asimismo, procura que el mango de la ducha esté libre de cal y distribuya adecuadamente el agua.

Mampara DUSCHOLUX Gravity One Angular


Si tienes que cambiar la mampara de la ducha, opta por una de vidrio, ya que es un material más sostenible y 100 % reciclable.

El inodoro


Hoy en día, es muy fácil tener un inodoro sostenible, ya que existen las cisternas con un sistema de dos botones, lo que permite descargar solo la mitad de su capacidad total, con el consiguiente ahorro de agua.

Si tienes que cambiarlo, recientemente se ha inventado el lavabo+inodoro, en el que el agua del lavabo va directamente a la cisterna del inodoro.

W+W de Roca


Productos de higiene y limpieza


Muchos geles de baño, champús y otros productos de higiene y cosméticos contienen microplásticos. Consulta los ingredientes para averiguar si tus productos los contienen y evita adquirir aquellos que los incluyan en su formulación.

Además, hay otros químicos en los útiles de higiene y limpieza. Por eso, te recomendamos priorizar el uso de productos no tóxicos y ecológicos.

Ventila bien el baño. Eso contribuye a su limpieza y así podrás gastar menos productos dañinos para el medio ambiente.


No utilices ambientadores ni deshumidificadores. Hay plantas que absorben la humedad, como la hiedra, el potus o el helecho. Si necesitas un ambientador, puedes recurrir al incienso.

Por último, no olvides que los trucos para ahorrar en iluminación también sirven para el cuarto de baño, como aprovechar al máximo la luz natural o utilizar bombillas LED.

Si sigues todos estos consejos, ¡podrás estar orgulloso de tener un baño ecológico!

No hay comentarios:

Publicar un comentario