¿Cómo tener un cuarto de baño a prueba de niños?


Tener niños en casa obliga a actualizar constantemente los conocimientos sobre seguridad, especialmente en zonas complicadas como el cuarto de baño. Resbalones, caídas, objetos peligrosos... No faltan motivos por los que preocuparse. Veamos cómo conseguir un baño a prueba de niños para que a todos os resulte una estancia tan segura como divertida.

Consejos de seguridad


Con niños, la seguridad en el baño es una cuestión prioritaria. Lo principal es no dejar nunca solos a los pequeños sin supervisión adulta.

También resulta más que recomendable retirar todos los objetos peligrosos (cuchillas, productos de higiene, tijeras, etc.) que puedan estar al alcance de su mano y guardarlos en lugares altos a los que no puedan tener acceso.
 
Tampoco está de más añadir una cerradura exterior a la puerta. De esta manera podrás tener el baño cerrado mientras no se utilice y evitar posibles accidentes.

Accesorios imprescindibles


Para incrementar la seguridad existen una serie de accesorios y elementos que te harán la vida más fácil.



Taburetes y banquetas


¿Cuántas veces has encontrado el baño lleno de salpicaduras después de una visita de tus hijos? No siempre se debe a que sean unos trastos, puede que tengan dificultades para alcanzar el lavabo en tareas diarias como el cepillado de dientes o el lavado de manos. Pónselo fácil incorporando una pequeña banqueta o taburete a la que subirse.

Alfombrillas antideslizantes


Otro de los accesorios para baños que no puede faltar es la alfombrilla antideslizante para bañera o ducha. Las hay con formas y dibujos divertidos para que los más pequeños se entretengan mientras que se asean con total seguridad.

Grifos temporizadores e infrarrojos


Si quieres inculcarles desde pequeños la importancia de un consumo responsable del agua, un grifo temporizador es una buena solución. Los infrarrojos son asimismo muy útiles, puesto que solo se activan cuando detectan las manos y se apagan una vez se retiran. Aprenderán a utilizar correctamente el agua y a cuidar el planeta.

Mampara de ducha adaptada

Colección DUSCHO FAMILIA de DUSCHOLUX

Mención especial merece la mampara de ducha adaptada a los más pequeños.

Para que resulten cómodas tanto para los niños como para los padres deben prescindir de perfilería interior y dejar un hueco de entrada amplio. Para esto resultan muy útiles las plegables y las de una sola hoja. Estas se colocan solamente en la parte cercana a la grifería, dejando el resto de espacio abierto y accesible.

Debes tener en cuenta además que los niños suelen salpicar mucho mientras se duchan. Por ello, recomendamos que la mampara incluya un sistema antical. De este modo, las gotas se deslizarán sin dejar rastro en el cristal, facilitándote su posterior limpieza y mantenimiento.

Si sigues estos consejos tendrás un cuarto de baño en el que tus hijos se puedan divertir sin descuidar en ningún momento su seguridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario