6 tips para mantener la mampara bien limpia


  • En DUSCHOLUX recopilamos consejos de los usuarios para conseguir una mampara impecable y evitar la proliferación de bacterias y hongos. 

  • Con el buen mantenimiento se puede alargar la vida de mamparas y separadores hasta los 35.000 ciclos de apertura y cierre o 25 años de vida. 


El mantenimiento de la mampara es fundamental para evitar la proliferación de bacterias y conseguir que la estancia luzca como nueva. Se trata de uno de los elementos para el baño más demandados por los usuarios ya que son más seguros, duradero, de más calidad y más limpios que las cortinas de baño.

Para que los usuarios conozcan los consejos de los profesionales para mantener adecuadamente estos productos, en DUSCHOLUX hemos elaborado una lista gracias a consejos recibidos a través de las redes sociales para evitar la formación de suciedad y conseguir que la mampara luzca impecable.

  • Quitar el agua acumulada: una de las primeras medidas que se deben tomar para mantener la mampara en perfecto estado es quitar el agua y los restos de jabón del vidrio tras su uso. Para ello, se debe usar una espátula limpia-mamparas que permite retirar todo exceso de agua y geles. De esta manera se evitará que queden pequeñas gotas y restos de jabón y geles incrustados en el vidrio. 
  • Ventilación: puedes prevenir la acumulación de humedad con una correcta ventilación. Si tu baño tiene una ventana exterior, ábrela después de ducharte así evitarás la formación de moho. Si por el contrario, no tiene salida al exterior deberás valorar la instalación de un extractor de baño que se convertirá un elemento imprescindible para que no se acumule la humedad en la estancia y estropee tanto la mampara como los muebles. 
  • Tratamientos industriales: una de las mejores soluciones para evitar la formación de cal, son los soluciones que se aplican en mamparas y separadores, como DUSCHOLUX CareTec® Pro. Estos sistemas, que se aplican durante su fabricación, evitan la formación de cal en los vidrios. Además, la protección para el vidrio facilita un 80% la limpieza de la superficie. 

DUSCHOLUX CareTec® Pro

  • Seguir con la rutina de limpieza habitual: aunque se tomen estas medidas, se debe seguir una correcta limpieza tanto del plato de ducha como de la mampara (y de todo el baño) cada tres días. De este modo, se conseguirá una estancia en perfectas condiciones, limpia y sin bacterias. 
  • Malas prácticas: no se deben utilizar aplicadores abrasivos como estropajos, trapos y esponjas, tampoco productos de limpieza que no sean de PH neutro como: disolventes o elementos descalcificantes, lejía, salfumán, amoníaco o cualquier producto considerado químicamente corrosivo. Su composición hace que se dañen y provocan el envejecimiento prematuramente de los perfiles, las placas, las piezas, las superficies acrílicas y los junquillos de plástico. 
  • Tener la mampara adecuada: para conseguir que luzca impecable, debemos tener en nuestro baño el producto ideal según el espacio disponible. Con un producto adaptado en las medidas disponibles, se evitará que se filtre el agua y se estropeen las siliconas o los perfiles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario