Dime cómo es tu baño… y te diré cómo eres

 

Científicos de la Northwersten University identificaron 4 grandes grupos de personalidad. En Duscholux nos hemos preguntado qué baño correspondería a cada una de ellas.

¿Es cierto que cada uno de nosotros tiene una personalidad única? Sí y no. La mala noticia es que, por muy únicos que nos creamos, las personas encajamos en sólo cuatro grandes grupos de personalidad. La buena es que los matices son tantos y tan ricos, que queda espacio para desarrollar nuestras respectivas peculiaridades (entre ellas, ¡el talento para la decoración y el sentido del buen gusto!). Un estudio de la Northwersten University publicado en 2018 identificaba 4 personalidades. En Duscholux, como firma pionera en fabricación de mamparas de ducha y baño, hemos asociado un hipotético tipo de baño para cada una de esas personalidades. ¿Te atreves a identificar la tuya?

1. Personalidad ‘en la media’: baño sobrio, pero con un toque personal

Se esfuerzan por ser responsables, tratan de ser amables con los demás (aunque no siempre lo consigan) y se muestran más bien extrovertidos. Se andan con ojo respecto a las expectativas; como dice el refrán, “más vale pájaro en mano que ciento volando”. Pero cuidado, también tienen cambios de humor que en ocasiones los hace impredecibles. Esto es lo que los investigadores identifican con la ‘normalidad’ (o la personalidad ‘en la media’, si lo prefieres). Si estos rasgos te resultan familiares, es altamente probable que te hayas decantado por un baño funcional y práctico, tal vez de origen, pero con pequeños añadidos para darle ‘tu toque’. Un día -en uno de esos cambios de humor-, decidiste que ya era hora de quitar la bañera y poner un plato de ducha con su mampara; ahora luces con orgullo tu vistosa Gravity One, que aguanta más de 30.000 ciclos de apertura (25 años, tantos como tu hipoteca). No descartas volver a hacer una reforma… dentro de unos años.

2. ‘Reservados’: ¡que el baño no hable de nosotros!

Son más bien tímidos e inseguros, prefieren mantener cierta distancia con los demás y en confinamiento han estado en su salsa. Las relaciones públicas no son lo suyo, aunque pueden ser amables y por supuesto responsables. ¿Cómo es el baño de un perfil ‘reservado’? Para empezar, nada de elementos que les puedan comprometer ante una visita inesperada. Espacios correctamente distribuidos, pocos elementos decorativos u ornamentales y, si los hay, son poco arriesgados -la clásica copia de Van Gogh, mejor que no nos juzguen-. En su baño es obligada la presencia de armarios con puerta, cerrados que no dejen ver la textura de las toallas, la marca del albornoz… o el polvo de la báscula (ese sí es un secreto que, sí o sí, se guarda bajo llave). La mampara está mateada para solo dejar ver la silueta de quien se ducha: ¡toda prudencia es poca!

3. ‘Egocéntricos’: un baño basado en estudios (y que no falten los espejos)

No se esfuerzan por ser agradables a los demás… ni falta que les hace, porque se sienten seguros y no aceptan de buen grado los consejos. Les gusta hablar de sí mismos, de sus (muchas) cualidades y, por supuesto, que los demás se lo reconozcan. A menudo son extravertidos, aunque no siempre son sinceros ni rigurosos. ¿Cómo sería el baño de un ‘perfil egocéntrico’? Lo importante es que toman sus decisiones en base a estudios y datos que sólo unos pocos conocen (o eso creen), así que en sus baños será fácil encontrar platos de ducha antideslizantes, marcas de grifería premiadas por asociaciones de consumidores y, por supuesto, grandes espejos. Para sus mamparas, se han fijado en detalles sofisticados de los que sin duda presumirán con la familia y los amigos, como el cierre ‘soft-close’ para amortiguar el cierre de puertas o la función ‘push & clean’ para desenganchar del vidrio con suavidad.

4. ‘Modelos a seguir’: el baño, reflejo de su armonía vital

Extrovertidos, responsables, amables, abiertos y escrupulosos con todo aquello que se proponen. Los investigadores de la Northwestern University advierten que en este grupo predominan las mujeres, especialmente a partir de cierta edad/madurez. Suelen ser líderes y emocionalmente estables. Con semejante carta de presentación, ¿cómo es el baño de estas ‘rara avis’? Son espacios armónicos, bien distribuidos, sin complejos ni estridencias. Los diferentes elementos del baño se conjuntan en cromatismo y en estilo, fiel a la coherencia que rige el resto de sus parcelas vitales. No les asusta asumir riesgos, así que combinan innovadores modernos con piezas clásicas, ya sea en picas, grifería, toalleros, etc. Su visión desacomplejada de la vida les lleva a experimentar con suelos y paredes arriesgados, independientemente de su estilo. Le dan importancia a los elementos de seguridad y a la hora de escoger calidades, apuestan por materiales más costosos, pero también más duraderos.

Con sus mamparas son tan exigentes como consigo mismos, así que les encaja una mampara de la serie D5 Custom20, que permite conseguir un baño elegante sin necesidad de obras faraónicas. Permite escoger diferentes colores en la perfilería que da la posibilidad de personalizar la guía superior con cinco acabados (por ejemplo, cuarzo o grafito texturizado) que pueden o no combinar con el revestimiento de pared PanElle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario