La luz óptima en el baño

Luz óptima en el baño
© Foto de sl-f en istockphoto.com


La luz pone el diseño en el centro de atención, resalta las cosas bellas, oculta lo no esencial y le da al baño un ambiente agradable. Por tanto, una buena planificación de la iluminación en el baño es fundamental.

Ducharse, maquillarse, afeitarse o darse un baño relajante: incluso más que en en otras estancias de la casa, existen diferentes exigencias de luz en el baño según la hora del día, la actividad que vayamos a realizar y el estado de ánimo. En las horas de la mañana, cuando nos estamos preparando para comenzar el día, necesitamos una luz brillante, sin reflejos y sin sombras para que podamos realizar fácilmente tareas que requieren atención al detalle, como el maquillaje o el afeitado.

Si la luz, además, tiene una alta proporción de azul en su espectro, también nos ayuda a despertar rápidamente. Por la noche, en cambio, la luz cálida asegura la relajación.

Por lo tanto, la iluminación adecuada en el baño debe ser lo más flexible posible. Varias fuentes de luz, preferiblemente una combinación de iluminación de techo, pared y espejo, son ideales en el baño.


Confía en una variedad de fuentes de luz

Para una una vista general y rápida cuando entramos en cualquier habitación, y así también en el baño, se requiere iluminación del techo.

Los puntos de luz subrayan el carácter purista de los baños modernos, ahorran espacio y son versátiles a la hora de colocarlos, principalmente en el techo. Otra alternativa muy actual y funcional son las tiras de luz LED, que podemos elegir con más o menos calidez dependiendo de si necesitamos iluminación directa o indirecta.

Las lámparas o plafones también sirven para iluminar completamente la habitación y pueden ofrecer un toque moderno en el baño. Dado que la vista se dirige hacia arriba si nos estamos dando un baño relajante en la bañera, se recomiendan los modelos de estética ligera con una cubierta de vidrio esmerilado como protección contra el deslumbramiento.

Baño inteligente

Los sensores de movimiento y la tecnología en red también ayudan a tener un control de las cosas en el baño. El modo nocturno asegura que la luz tenue acompañe a los residentes desde el dormitorio hasta el baño. Esto ahorra energía, porque cuando sales del baño, las luces también se apagan. Con la función "Fade in", la luz se enciende con tanta suavidad que incluso aquellos que están de mal humor por la mañana pueden despertarse felices.

Artículo original: duscholux.de
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario