La decoración en baños que se lleva este verano


La decoración en cuartos de baño ha pasado casi siempre desapercibida. Nos solemos preocupar más por el dormitorio o salón a la hora de vestir las paredes o iluminar la estancia, pero lo cierto es que los baños son unos lugares que merecen su atención especial, ya que en ellos pasamos ratos en privado, que es seguro que queremos disfrutar.

Los baños suelen destacar por el tipo de lavabo, las mamparas de baño o los muebles auxiliares que incluyamos, pero también debemos cuidar aspectos como el textil (toallas, alfombras, albornoces...) y la iluminación, así como los elementos decorativos.

Los baños adaptados al verano

Este verano, se llevan los colores vivos y exóticos para decorar los baños, aunque tampoco ha pasado de moda el blanco, que representa la pureza y limpieza. Algunos buenos ejemplos en decoración para el verano son el estilo marinero u oriental; pero, este verano, se han ido abriendo hueco otros tipos de estilos más modernos y vanguardistas.

La decoración en cristal o acero inoxidable aporta luz y claridad al baño. Lo mejor que podemos hacer en verano es elegir colores claros para los accesorios y aportar tonos con personalidad, como el naranja o violeta, en las toallas y los tejidos. No nos podemos olvidar de decorar las paredes del baño con alguna lámina que nos guste. Si queremos un lugar para relajarnos, podemos incluir un paisaje verde o el mar; aunque, si queremos dar personalidad a esta estancia, podemos instalar alguna lámina familiar de antiguas vacaciones o excursiones.

Otros aspectos a tener en cuenta y que agradecerán todos tus invitados serán los ambientadores o neutralizadores de olor. En el mercado podemos encontrar auténticas maravillas, que parecen, incluso, figuras decorativas. Para el verano, lo ideal son los olores frescos, marinos o cítricos. Puedes encontrarlos en velas, varillas o sprays. ¡Seguro que tu baño ya va tomando otro color!

Para terminar, es importante hablar de la iluminación. Aunque lo ideal es que en verano pueda entrar luz natural en los baños, hay muchos de ellos que no tienen ventanas, por lo que tendremos que crear una luz lo menos artificial posible y siempre en tonos cálidos, para recrear mejor el ambiente. Los espejos pueden aportar una buena luz al baño, aunque siempre es recomendable que haya tomas de luz en el techo para poder utilizar la que más nos convenga, según lo que necesitemos. Los plafones de pared o techo pueden quedar bien en el baño, así que solo tienes que buscar el que mejor se adapte a la decoración. Los hay con motivos zen, acuáticos o geométricos, según tus gustos.

Como puedes ver, decorar los baños puede ser tan entretenido como adornar cualquier otra zona. Deja volar tu imaginación ¡y manos a la obra!