¿Es posible un cuarto de baño sin plástico?

Si estás interesado en ayudar al medioambiente en el día a día, este artículo sobre cómo conseguir un baño sin plástico te va a interesar. Te animamos a que vayas a tu baño y detectes todos aquellos elementos que contienen plásticos o microplásticos. Lo más probable es que no encuentres ninguno que no contenga estos materiales. Sin embargo, no se trata de que los elimines en ese mismo instante, sino de que vayas sustituyéndolos por otros más ecológicos a medida que se acaben.

¿En qué puntos se puede reducir el plástico en el baño?

La respuesta es muy positiva: en todos. O al menos esto es así en el plástico de un único uso. Simplemente pensando en los paquetes de gel, champú o papel higiénico, verás que hay plástico que se tira a la basura tras un único uso.

Actualmente, ya es posible apostar por envases de papel (en el caso de productos que no sean líquidos) o bien por opciones sólidas para estos. Así, el champú o el gel sólido, en pastilla, está cada vez más en auge. Además del beneficio sobre el medio ambiente, mejorarás enormemente el espacio del baño, pues el tamaño es menor, al mezclarse con agua para su uso.

Otro de los grandes enemigos de los baños son los cepillos de dientes. La mayoría de las personas utilizan cepillos de dientes de plástico que a los 2 o 3 meses tiran a la basura. Hoy en día, tenemos alternativas más interesantes como los cepillos de bambú con cerdas ecológicas que evitarían ese gasto innecesario de plástico. Del mismo modo, los típicos bastoncillos de los oídos también pueden sustituirse por otras opciones.

Algo similar sucede con el desodorante, otro de los objetos que parece imposible que no lleve plástico en su envase y microplásticos en su contenido. Pues bien, para esto también hay solución: la piedra de alumbre. Este desodorante natural es igual de efectivo y cada vez puede ser encontrado en más superficies.

La higiene femenina durante el periodo era otro de los quebraderos de cabeza contra el plástico. Sin embargo, ya es muy popular la utilización de la copa menstrual que, a pesar de ser de silicona, tiene una vida útil de varios meses.

Y ya para finalizar, recordarte que prestes especial atención a los microplásticos en la fórmula de cremas, exfoliantes, pastas de dientes... Si te fijas en los ingredientes, puedes también conseguir un impacto bueno para el medio ambiente.

En definitiva, esperamos que estos consejos sobre el plástico en los baños te haya resultado útil. Poco a poco, marcaremos la diferencia para llegar a un modelo zero waste, donde apenas se utilice plástico o bien que el que empleemos se reutilice durante una larga vida útil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario