Las mamparas de baño sin perfiles, todo lo que debes saber

 

D3 Fly20 de Duscholux, mampara sin perfil
D3 Fly20 de Duscholux

Las mamparas de baño sin perfiles son la última tendencia. Estos espacios reciben continuas mejoras y tienes a tu alcance numerosos estilos. Al fin y al cabo, es una de las habitaciones más utilizadas de toda la casa. Si buscas una mampara diferente, no dudes en apostar por las de diseños sin perfiles.

¿Qué son las mamparas sin perfiles?

Estas mamparas no disponen de perfiles. El cristal templado de seguridad es el único componente, junto a los elementos de apertura, que vas a encontrar. Lo normal es que las mamparas de ducha cuenten con perfiles de aluminio, goma, PVC u otros materiales. Sin embargo, en este caso se opta por una versión moderna en la que el cristal es el protagonista indiscutible.

Así, consigues un espacio más limpio, luminoso y de una mayor amplitud. Seguirás protegiendo el baño de posibles salpicaduras, pero con un elemento adaptado a las exigencias del momento.

¿En qué tipo de baños encaja?

Por suerte para ti, no importa que el baño sea enorme o diminuto, este tipo de mamparas se adapta a cualquier espacio. Al centrarse solo en el cristal, este puede adaptarse al tamaño disponible. Además, el grosor no pasará de unos milímetros, lo cual no le va a restar resistencia alguna o seguridad contra golpes a la pieza.

Puedes instalarlo en una ducha o en una bañera. Va a cumplir su misión con creces en ambos casos, pero al no disponer de un perfil, la pieza tendrá más ligereza. Asimismo, estarás mejorando el aspecto visual tanto de la bañera como de la ducha. Sin embargo, en los baños de menor tamaño es donde destacaría, precisamente, por no contar con un perfil que ocupe espacio visual.

Las ventajas de una mampara sin perfil

La primera ventaja es que el espacio se ve más ligero. Esto la hace indicada para cualquier tipo de baño, como ya has leído. No habrá problemas para instalarla el propio cristal ocupa todo el espacio. Por tanto, es una ventaja para un baño pequeño.

Junto a esto, es ideal cuando quieres un estilo minimalista para el baño que pretende eliminar pequeños detalles quedándose sólo con lo esencial, como es el perfil de las mamparas y consiguiendo un efecto levitación del vidrio.

Sin embargo, una de las principales ventajas que te ofrecen es su limpieza fácil. Solo tienes que limpiar el cristal tras cada uso de la bañera o la ducha y listo. El mantenimiento no será un problema y será más ligero.

En definitiva, si lo que buscas es la última tendencia en tu baño, no pases por alto a las mamparas sin perfiles. Conseguirás todas las ventajas que has leído, además de una instalación muy sencilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario