Cómo cambiar el grifo de la ducha en 5 pasos

¿Necesitas cambiar el grifo de tu ducha? Hoy vamos a explicarte cómo hacerlo fácilmente en tan solo 5 pasos.

 

Grifería Clever

Los 5 pasos para cambiar el grifo de la ducha


Hay muchas razones para cambiar el grifo de la ducha. Tal vez el tuyo se haya quedado anticuado, no funcione bien o quieras renovar la estética de tu baño. Sea cual sea tu motivo, gracias a nuestros consejos podrás renovarlo en cuestión de minutos.

1. Tenlo todo preparado


Lo primero es elegir un buen grifo, para lo cual puedes emplear criterios estéticos y económicos. ¡Piensa en la sostenibilidad y en el ahorro de agua que puede suponer uno con limitador de caudal!
Cuando lo tengas, deberías hacer acopio de herramientas. Te recomendamos tener a mano:

  • Llave de fontanería.
  • Juego de llaves hexagonales o llave inglesa.
  • Un rollo de teflón.
  • Cubo y esponja o bayeta para recoger el agua por si hay fugas.

Cuando hayas reunido estas herramientas podrás ponerte manos a la obra.

2. Cierra la llave de paso y purga las tuberías


Tendrás que cortar el agua para poder hacer el cambio. Localiza la llave general de tu vivienda y ciérrala. Después deja abierto el grifo para que el sistema se vacíe de agua y seca la zona de trabajo.

3. Retira tu grifo antiguo


Los grifos van enroscados en dos rosetas que salen de la pared. Una de ellas va conectada a la red de agua caliente y la otra a la general.

Para retirar el viejo, tendrás que quitar los embellecedores. Podrás desenroscar la pieza con la ayuda de una llave inglesa o una hexagonal del tamaño apropiado. Es probable que tengas que quitar otras arandelas o sistemas de sujeción.

Aprovecha para limpiar el tubo, retirando los restos de cal que pueda haber en su interior y el esparto o teflón que pueda quedar en la roseta.

Collection Pure Style DUSCHOLUX

4. Instala la nueva pieza


Para instalar la nueva pieza simplemente deberás repetir el proceso, pero al revés. Recuerda:
  • Instala la entrada de agua caliente en la roseta de la red que proviene del calentador.
  • Enrolla las roscas en teflón para evitar fugas. Dale abundantes vueltas, porque el material se comprimirá cuando enrosques el nuevo grifo. Debes aplicarlo en la misma dirección en que girará la tuerca (sentido horario, como cuando cierras la puerta de tu casa con llave).
  • Si necesitas corregir la distancia entre las tuberías de salida y las entradas, puedes utilizar un racor en forma de S.

5. Los últimos toques


Por último, fija tu nuevo grifo (puedes cubrirlo con un paño para no arañar la pieza con la llave) e instala los embellecedores y la manguera de la ducha.

¡Ya puedes abrir la llave de paso para comprobar si la instalación ha salido como debía!

No hay comentarios:

Publicar un comentario