3 cuartos de baño con estilo propio para la segunda residencia

 

Baños segunda residencia
D4 Pure20 de Duscholux

Duscholux apuesta por el minimalismo y la personalización para crear una estancia acogedora para todos sin renunciar a la funcionalidad y la calidad.

Después de meses de confinamiento territorial por el coronavirus, llega el momento de disfrutar de la segunda residencia en vacaciones o fines de semana. Más que nunca es necesario hacer una puesta a punto para convertirla en el refugio de desconexión ideal, y eso incluye también el cuarto de baño. La funcionalidad se convierte en estos casos en la máxima a seguir.

Duscholux, firma pionera en fabricación de mamparas de ducha y baño, tiene en cuenta estas necesidades básicas y ofrece diversas soluciones funcionales y de calidad, pero sin renunciar al estilo, el diseño y la personalización. Porque para la firma, práctico no es sinónimo de austero e impersonal. El reto está en encontrar el equilibrio para que todos se sientan a gusto en el cuarto de baño, como en su “segunda casa”. Estas son tres propuestas con estilo de Duscholux:

1. Menos es más

El minimalismo es la tendencia transversal en el universo de la decoración. Se aplica al almacenaje, a la iluminación y con Duscholux, también a las mamparas de ducha y baño. La filosofía de “menos es más” reina en la serie D4 Pure20, una colección de líneas sofisticadas y atemporales, que ofrece múltiples combinaciones con diseños casi invisibles que aportan mucha luz y amplitud a cualquier cuarto de baño: acabados de líneas rectas en pomos, perfiles, bisagras y tapas decorativas en platino y plata mate, siempre al gusto del usuario.

Baños segunda residencia
D5 Custom2o de Duscholux

Los detalles sí que cuentan. El minimalismo hace tiempo que se instaló como tendencia, pero el que está al alza, según Duscholux, es precisamente el que se distingue por el toque personal, como el de la línea D5 Custom20 de la firma, que permite al cliente customizar la guía superior de la mampara mediante pletina de aluminio o con el sistema PanElle (diferentes colores y texturas), que puede instalarse con un sistema de click fácil.

2. Desenfadado y friendly

Una segunda residencia es sinónimo de relax, desenfado, diversión... Todo ello da pie a crear un ambiente mucho más casual y que rompa con la rutina de la vivienda habitual. Mobiliario, pintura, iluminación, revestimientos y accesorios ofrecen un amplio abanico de posibilidades. Y Duscholux añade a esta lista las mamparas como un elemento clave para crear un ambiente friendly.

Baños segunda residencia
D3 Art20 Fuchsia de Duscholux

Sin perder de vista el minimalismo, la colección D3 Fly20 apuesta por la sencillez de sus separadores fijos sin perfil larguero estabilizador sobre los que se puede dar rienda suelta a la imaginación y crear mosaicos que den personalidad al baño. Esta línea y la D3 Basic 20 permiten infinitas posibilidades de costumizar el vidrio, combinando formas geométricas rectangulares y las líneas rectas, en color blanco o negro, o bien con diseños y dibujos al gusto, incluso a todo color, aplicando pinturas DECO directamente sobre el cristal. Y si de darle vida a estos momentos de descanso se trata, la línea D3 Art20 cuenta con hasta 7 tonos para la mampara.

3. Elegante y resistente

El baño es, sobre todo en las segundas residencias un espacio compartido por niños, adultos y, en muchos casos, abuelos, de manera que debe adaptarse a todas las necesidades. Por ejemplo, los más pequeños y los más mayores necesitan acceso a la ducha o la bañera más sencillos y cómodos, como los que proporcionan las mamparas de corredera, con cierre frontal o lateral, o un sencillo separador fijo. Unos se sentirán cómodos bajo el agua y entre cristales transparentes, pero otros, más tímidos, apostarán por una mayor intimidad, como la que ofrecen los vidrios mateados o semimateados. Y habrá quien no está dispuesto a renunciar a la sofisticación, pero al mismo tiempo, pedirá resistencia y duración.

Baños segunda residencia
Gravity One de Duscholux

Para todos ellos, la firma dispone de la serie Gravity One. Esta mampara presenta diferentes acabados en la perfilería -plata brillo, plata mate, negro y blanco en brillo o mate-, que aportan un toque sofisticado y sencillo. Y, al mismo tiempo, garantiza la máxima estanqueidad, sin filtraciones de agua y de jabón, ya que se fabrica unitariamente y a medida para cada cliente. Está diseñada con materiales de primerísima calidad con resistencia comprobada a flexión, choque y cambios bruscos de temperatura, lo que garantiza más de 30.000 ciclos de apertura y cierre.

Conviene recordar que una segunda residencia es un lugar para disfrutar al máximo del tiempo de ocio, por ello es importante contar con un tratamiento antical, como la tecnología DUSCHOLUX CareTec® Pro, que reduce hasta un 80% la limpieza de la mampara.

Baños segunda residencia
D3 Basic20 de Duscholux

No hay comentarios:

Publicar un comentario